País

Banco Central advierte que inflación bordearía el 10% a mediados de 2022

El Informe de Política Monetaria estima que la economía crecerá entre 1% y 2% este año, y entre -0,25% y 0,75% en 2023.

El documento indica que la inflación anual del IPC tendrá un rápido descenso a partir de la última parte de 2022, ubicándose en torno a 3% para comienzos de 2024. AGENCIA UNO/ARCHIVOEl documento indica que la inflación anual del IPC tendrá un rápido descenso a partir de la última parte de 2022, ubicándose en torno a 3% para comienzos de 2024. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El documento indica que la inflación anual del IPC tendrá un rápido descenso a partir de la última parte de 2022, ubicándose en torno a 3% para comienzos de 2024. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Justo un día después de que el Consejo del Banco Central fijara la tasa de interés en 7% para hacer frente a la inflación que afecta al país, la nueva presidenta del instituto emisor Rosanna Costa entregó el Informe de Política Monetaria (IPoM) de marzo ante la Comisión de Hacienda del Senado, advirtiendo que la inflación bordearía los niveles cercanos al 10% a mediados de este año.

El Informe señala que esta mayor inflación sigue respondiendo al excesivo incremento del gasto de los últimos meses, debido al aumento de liquidez, lo que está teniendo efectos significativos en las familias.

"Los riesgos son importantes y el Consejo hará todo lo necesario para que la inflación converja a la meta", dijo Costa.

El Informe estima que la economía crecerá entre 1% y 2% este año, y entre -0,25% y 0,75% en 2023, mientras que en 2024 se expandiría en torno a su potencial, entre 2,25% y 3,25%, lo que difiere de las expectativas.

Asimismo, señala que los datos de fines de 2021 y comienzos de 2022 apuntan a que la economía ya estaría en una senda de reducción de los elevados niveles de gasto del año pasado, proceso que está ocurriendo a una velocidad algo más rápida que lo previsto.

Inflación al alza

El Informe del Banco Central indica que la inflación ha seguido aumentando, acercándose a 8% anual. Todos los componentes del IPC mostraron variaciones anuales al alza, destacando el rápido aumento del IPC subyacente de bienes, que pasó de alrededor de 5% a mediados de 2021 a cifras en torno a 9% a inicios de 2022.

En el documento se detalla que el significativo impulso al gasto durante 2021 sigue siendo el principal determinante del alza de la inflación. Su impacto se ha acentuado en un escenario donde las presiones de costos han sido significativas y han seguido aumentando. Las cadenas de distribución global aún no logran recuperarse de los efectos de la pandemia y, entre otros factores, siguen presentando disrupciones debido al alza de los contagios de Covid-19 y la política de tolerancia cero de China.

Agrega que el aumento de la inflación local ha ido más allá de lo previsto en diciembre, resaltando que la mayor parte de la sorpresa se ha concentrado en el componente subyacente del IPC, donde se ha registrado un mayor aumento de los bienes, mientras que una parte menos relevante proviene de los precios de alimentos y de los combustibles incluidos en su componente volátil.

El documento indica que la inflación anual del IPC tendrá un rápido descenso a partir de la última parte de 2022, ubicándose en torno a 3% para comienzos de 2024. El descenso de la inflación se verá intensificado por un retroceso en los precios de la energía y algunos alimentos. La inflación subyacente, en cambio, tendrá una reducción más pausada, más influida por la reversión de la brecha de actividad. Con todo, también se situará en torno a 3% para inicios de 2024.
 

Más Noticias

Más Noticias