País

Caso Narumi: justicia francesa llevará a juicio a Nicolás Zepeda en 2022

El chileno acusado por el crimen deberá enfrentar al tribunal de lo penal de Doubs por la desaparición de su ex pareja, en diciembre de 2016, en la localidad de Besanzón.

Zepeda y Narumi Kurosaki se conocieron el año 2014 en Japón, cuando el chileno se encontraba de intercambio. FACEBOOK
Zepeda y Narumi Kurosaki se conocieron el año 2014 en Japón, cuando el chileno se encontraba de intercambio. FACEBOOK
Por:  Carlos Escobar

El Tribunal Oral en lo Penal de Doubs, Francia, dio un nuevo paso en el Caso Narumi e iniciará, en mayo de 2022, el juicio en contra del chileno Nicolás Zepeda, único sospechoso de la desaparición de la estudiante japonesa.

Durante esta jornada, el fiscal de Besanzón, localidad en la que ocurrieron los hechos en diciembre de 2016, confirmó el procedimiento legal en contra del joven de 29 años, quien siempre ha clamado inocencia. De hecho, impugnó los hechos ante el tribunal y consideró el proceso como “injustificado”.

No obstante, la justicia gala cerró la investigación, que duró 34 meses, y confirmó la acusación por asesinato en el Caso Narumi, por lo que Zepeda arriesga cadena perpetua en caso de ser declarado culpable.

Nicolás Zepeda fue extraditado a Francia, luego que la Corte Suprema accediera a la solicitud enviada por ese país, donde adjuntó una copia de la carpeta investigativa y un video del día de la desaparición de la joven. En su solicitud señalan al chileno como único responsable de los hechos.

Las pruebas del Caso Narumi que apuntan a Nicolás Zepeda

Nicolás Zepeda y Narumi Kurosaki se conocieron el año 2014 en Japón, cuando el chileno realizaba estudios superiores en dicho país. Los jóvenes iniciaron una relación sentimental en 2015 y al año siguiente comenzaron a distanciarse, lo que llevó al fin de la relación.

En 2016, Zepeda se reencontró con Narumi en Francia y reconoció haber pasado con ella parte de la madrugada del 5 de diciembre en el campus donde ella se hospedaba. Sin embargo, declaró que la joven se encontraba en perfecto estado de salud cuando abandonó la habitación.

En contraparte, estudiantes del campus escucharon “alaridos de terror, gritos” provenientes de dicha pieza, pero nadie denunció los hechos.

¿Y qué ocurrió al interior? Los encargados de las indagatorias estiman que el joven la habría estrangulado, ya que no se hallaron rastros de sangre en su interior e, incluso, les llama la atención que este fue visto salir por la salida de emergencia del complejo estudiantil.

La investigación francesa constató que esa noche Nicolás Zepeda se trasladó, de acuerdo a la geolocalización del automóvil que arrendó, hasta una zona boscosa donde los investigadores presumen que se deshizo del cuerpo. De hecho, días antes también compró 5 litros de un producto inflamable y fósforos, pero nunca se pudo hallar el cadáver.

Posteriormente, Zepeda regresó a Chile antes que la policía francesa recibiera la alerta de la desaparición de la joven.

Más Noticias

Más Noticias