País

Cepal: guerra en Ucrania reduce el crecimiento en América Latina y Caribe

Nuevo informe especial de la Cepal señala que en 2022 habrá un aumento de la pobreza extrema debido a la inseguridad alimentaria en la región.

La región debe alcanzar en 2022 un crecimiento anual promedio de 1,8% .
La región debe alcanzar en 2022 un crecimiento anual promedio de 1,8% .

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) entregó este lunes un nuevo informe especial en donde son analizados los impactos económicos y sociales de la guerra en Ucrania en la región y entrega recomendaciones a sus países sobre como deben enfrentarlos. De acuerdo con el organismo de las Naciones Unidas, las economías de la región enfrentan una coyuntura difícil en 2022 en un contexto externo de incertidumbre, inflación (sobre todo en alimentos y energía) y desaceleración de la actividad económica y en el comercio.

Según el informe, que lleva el título de “Repercusiones en América Latina y el Caribe de la guerra en Ucrania: ¿Cómo enfrentar esta nueva crisis?”, la región enfrenta situaciones internas caracterizadas por una fuerte desaceleración económica, aumentos de la inflación y una lenta e incompleta recuperación de los mercados laborales, lo que aumentará los niveles de pobreza y pobreza extrema. De esa forma, 7,8 millones de personas se sumarían a los 86,4 millones cuya seguridad alimentaria ya está en riesgo.

El documento destaca que la presente coyuntura no debe ser vista como un fenómeno aislado dado que sus efectos se combinan con los causados por más de un decenio de crisis acumuladas: la crisis financiera internacional, las tensiones económicas entre Estados Unidos y China, y la pandemia.

El estudio indica que, después de la expansión económica que se pudo observar en 2021 (6,3% de crecimiento del PIB regional), la región irá alcanzar en 2022 un crecimiento anual promedio de 1,8% (tal como informó la Cepal el día 27 de abril) y debe regresar al lento patrón de crecimiento de 2014-2019 (solo 0,3% promedio anual, con la consiguiente caída del PIB por habitante).

Los avances en la vacunación, las menores restricciones a la movilidad y la reapertura de las escuelas irán impulsar una recuperación de los niveles de participación laboral, en especial de la femenina, que ha sido la más afectada porque las mujeres salieron en mayor proporción del mercado laboral durante la pandemia. Esta acción conjunta de una mayor participación laboral y un bajo ritmo de crecimiento, y por lo tanto de la creación de empleos, llevaría a un aumento en la tasa de desocupación en 2022.

Basado en los efectos del crecimiento lento y la aceleración de la inflación, la Cepal prevé que la pobreza extrema y la pobreza se elevarán por sobre los niveles estimados para 2021. La incidencia de la pobreza regional alcanzaría un 33,7% (1,6 puntos porcentuales más que el valor proyectado para 2021), mientras que la pobreza extrema alcanzaría un 14,9% (1,1 puntos porcentuales más que en 2021). Este resultado es un reflejo del fuerte aumento en los precios de los alimentos. Los niveles son notoriamente superiores a los observados antes de la pandemia e implican otro retroceso en la lucha contra la pobreza, de acuerdo con el informe.

Cepal aconseja que Estado siga interviniendo en desarrollo

Para dinamizar un crecimiento sostenible, la Cepal propone seguir utilizando la política fiscal como elemento central de la política de desarrollo, lo que requiere un fortalecimiento de los ingresos públicos para que el espacio fiscal sea ampliado. Es importante la reducción de la evasión, reorientación de los gastos tributarios y el fortalecimiento de la progresividad de la estructura tributaria. Así se logrará contener las presiones inflacionarias.

Según la Cepal, en lo inmediato es necesario sostener el bienestar de los sectores más pobres. La seguridad alimentaria debe ser una prioridad y para eso el comercio internacional de alimentos y fertilizantes no debe ser restringido. Debe ser considerado también acciones como el aumento de los subsidios a alimentos, implementación de acuerdos de contención de precios de la canasta básica con productores y cadenas de comercialización, y la reducción o eliminación de aranceles a la importación de granos y otros productos básicos.
 

Más Noticias

Más Noticias