País

Colmevet llamó a la calma tras sacrificio de hámsters por COVID-19 en Hong Kong

El Colegio Médico Veterinario de Chile señaló que la información sobre la transmisión del virus desde estos animales es preliminar y se encuentra en fase de investigación.

El gremio señaló que hámsters y hurones son susceptibles a la infección tanto experimental como naturalmente con el virus. HVC.CAT/ARCHIVO
El gremio señaló que hámsters y hurones son susceptibles a la infección tanto experimental como naturalmente con el virus. HVC.CAT/ARCHIVO

La Comisión Nacional Una Salud del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet) llamó a la calma a la ciudadanía luego que se informara de un sacrificio masivo de hámsters en Hong Kong por su posible rol en la transmisión del COVID-19.

La entidad afirmó que la información que vincula a estos animales con la transmisión del coronavirus aún es preliminar y se encuentra en fase de investigación y recopilación de evidencia científica para conocer el alcance del tema.

La comisión enfatizó que la población debe centrar sus medidas en la prevención. En ese sentido, señaló que es fundamental que las personas que dieron positivo por COVID-19 eviten el contacto estrecho con sus mascotas, no sólo perros y gatos, sino también otras especies como hámsters y hurones, entre otros.

Estos resguardos deben incrementarse en todas aquellas personas que trabajan con animales, como bioterios y tiendas de venta de mascotas. Esto debido a que hámsters y hurones son susceptibles a la infección tanto experimental como naturalmente con el virus.

“La prevención es muy importante y hay un rol fundamental de las personas para evitar la transmisión interespecies, situación que puede dar chance a que el virus pueda propagarse en otro hospedador y se multiplique, como ocurrió en su momento con visones”, indicó el doctor Víctor Neira, miembro de la Comisión Una Salud de Colmevet.

Desde el gremio explicaron que existen evidencias de la transmisión de humanos a animales. De hecho, el propio Colmevet patrocina un proyecto colaborativo de Neira, que busca determinar entre otras cosas, si las mascotas son posibles reservorios de virus SARS-CoV-2.

Las autoridades chinas habían ordenado la muerte de más de 2 mil roedores que son mantenidos como mascotas, al considerarlos como un potencial peligro de su estricta política “Zero Covid”, que busca la eliminación total del contagio.

Más Noticias

Más Noticias