País

Cómo el trabajo híbrido está impactando en la salud mental de las mujeres

Casi el 60% de las mujeres que trabajan en esta modalidad se enfrentan a niveles alarmantes de agotamiento.

Un  44% asegura que su empleador ofrece algún tipo de apoyo. AGENCIA UNO / ARCHIVO
Un 44% asegura que su empleador ofrece algún tipo de apoyo. AGENCIA UNO / ARCHIVO

El informe “Mujeres en el Trabajo 2022” realizado por Deloitte arrojó que casi un 60% de las mujeres que trabajan en entornos híbridos sienten que han sido excluidas de reuniones importantes y se enfrentan a niveles alarmantemente altos de agotamiento.

“En Chile las mujeres también perciben un impacto cuando trabajan en modalidad híbrida, ya que sienten que la valoración hacia ellas se ve limitada cuando optan por este beneficio”, detalló la Senior Manager de Consulting de Deloitte, Katherine Suzarte.

¿Qué es la modalidad híbrida? 

A causa de la pandemia, se comenzó a implementar un formato laboral híbrido, donde los trabajadores pueden trabajar tanto desde sus casas como desde las oficinas. 

La flexibilidad en los espacios de trabajo llegó para quedarse en muchas empresas y en otras está empezando a desarrollarse. Sin embargo, este cambio no ha sido del todo beneficioso para todas las mujeres trabajadoras.

Un 46% se siente completamente agotada

Según el estudio “Mujeres en el Trabajo 2022”, un 53% de las mujeres encuestadas dicen que presentan niveles de estrés más altos que hace un año y un 46% se siente completamente agotada, cifra que aumenta para ciertos grupos, tales como las mujeres entre 18 y 25 años y aquellas que pertenecen a grupos étnicos minoritarios.

“Cuando piden trabajar de manera híbrida, saben que están perdiendo oportunidades de participación importantes que se pueden dar, a juicio de ellas, en la oficina. De hecho, el estudio arroja que 94% cree que afectará su probabilidad de promoción en su respectivo trabajo”, indicó Suzarte.

El estudio dio a conocer que el 45% de las mujeres señala que su salud mental es “mala o muy mala” y solo 44% asegura que su empleador ofrece algún tipo de apoyo en esta materia. 

Según Suzarte, esto puede ser a causa de que las mujeres hacen “todo en el mismo horario: las actividades del trabajo y las del hogar, lo cual puede generar una sensación de colapso”.

Por otro lado, la investigación confirmó que actualmente en Chile existe la percepción de que se están declarando más las situaciones incómodas, como las microagresiones o el acoso laboral. Sin embargo, esto todavía no estaría permeando a todos los colaboradores ni, en particular, a las mujeres de cada organización.

“Esto va en línea con lo que dice el estudio, ya que solo un 31% de estas situaciones fueron denunciadas. Esta cifra se da porque, según ellas mismas, denunciar estos comportamientos tendría un impacto negativo en sus carreras, lo que también explica que muchas mujeres prefieran cambiarse de trabajo antes que hacer una denuncia”, expresó Suzarte.
 

Más Noticias

Más Noticias