País

Concejala de Estación Central denuncia que mujer tragó chip de perro tras comer un anticucho en la calle

"Como recomendación no coman nada en la calle y por favor cuiden a sus mascotas", señaló la concejala Michelle Tabilo. 

La mujer fue asistida en un centro asistencial municipal. AGENCIA UNO/ ARCHIVOLa mujer fue asistida en un centro asistencial municipal. AGENCIA UNO/ ARCHIVO
La mujer fue asistida en un centro asistencial municipal. AGENCIA UNO/ ARCHIVO

La concejala de Estación Central, Michelle Tabilo, realizó una grave denuncia durante el concejo municipal del pasado martes.

Tabilo reveló que una vecina de la comuna tuvo que ser asistida en un centro asistencial municipal por tragarse un chip de un perro luego de comer un anticucho en la calle.

La mujer ingresó al hospital por un problema estomacal que finalmente derivó en que los médicos le encontraron un chip en el estómago.

A través de Facebook, la concejala Michelle Tabilo alertó a los vecinos de la comuna e hizo un llamado a no consumir este tipo de productos en la vía pública.

"Estimados vecinos: el día de ayer [martes] en Concejo Municipal informé el caso de una vecina que consumió un anticucho en la calle; llegó al hospital por un malestar estomacal y lamentablemente tenía un chip de un perrito en el estómago", declaró Tabilo.

"Solicité fiscalización de los alimentos en el comercio ilegal, pero como recomendación no coman nada en la calle y por favor cuiden a sus mascotas", agregó.

Tabilo aseguró que solicitó una “fiscalización de los alimentos en el comercio ilegal”, para que este hecho no vuelva a afectar a vecinos de la comuna.

La autoridad comunal emitió un oficio a la unidad encargada de la Asesoría Jurídica "para que informe en derecho acerca de las atribuciones de la municipalidad para fiscalizar las condiciones sanitarias de los alimentos que se expenden en el comercio ilícito".

Chip en mascotas

El microchip de identificación para mascotas es una cápsula pequeña, del tamaño de un grano de arroz, que es depositada debajo de la piel por un Médico Veterinario y dura más de 20 años.

Este dispositivo que la mujer tragó tiene un código único de 15 dígitos y permite asociar a dicho código todos los datos del animal y de su responsable.

Más Noticias

Más Noticias