País

Conoce los tres ajustes que tendrás que hacer por el cambio de hora

"Si bien los inconvenientes que devienen de este cambio no son muy duraderos y no afectan a todos por igual, la verdad es que las mayores perturbaciones se evidencian en cambios anímicos, efectos gástricos, estados de ansiedad y trastornos en el sueño".

Por:  UPI

La especialista de la Mutual de Seguridad CChC, Paulina Hernández, dijo que el adelanto del reloj en una hora, este sábado en la noche, implica en la vida de las personas, tres tipos de ajustes: la duración del sueño, los hábitos sociales y el ciclo sueño-vigilia.

El cambio en esta fecha podría producir perturbaciones más agudas en el organismo en comparación a otras ocasiones debido a que ocurre 49 días antes de la fecha que ha sido tradicional, habitualmente en octubre.

“Si bien los inconvenientes que devienen de este cambio no son muy duraderos y no afectan a todos por igual, la verdad es que las mayores perturbaciones se evidencian en cambios anímicos, efectos gástricos, estados de ansiedad y trastornos en el sueño”, dijo Hernández.

“En esto hay factores individuales, afectando de un modo diferente a madrugadores o noctámbulos y a quienes están sujetos a realizar actividades en horarios rígidos”, explicó la experta.

En la introducción del cambio de hora, puede ocurrir un cambio transitorio en la duración del sueño y sus efectos pueden tardar 1 ó 2 días.

Cambios en los hábitos sociales podrían ser más problemáticos, por ejemplo al dedicar más tiempo a actividades socio-recreativas o continuar el trabajo más allá del horario cotidiano; esto implicará cenar más tarde, acostarse más tarde y, por tanto, dormir menos horas. Mientras, el ciclo sueño-vigilia puede tardar varios días o semanas en ajustarse con los turnos de trabajo y con el ciclo día–noche.

Entre otras alteraciones relacionadas con el cambio de horario están, los trastornos digestivos, aumento de secreción de jugo gástrico, disminución diurna y aumento nocturno del apetito.

La Mutual dijo que la primera semana es la más compleja, y en ese sentido se sugiere estar consciente de que existen síntomas que son propios del cambio de horario.

Para esto, hay que adecuar las comidas al nuevo horario; eliminar todos los ruidos y beneficie la oscuridad durante el sueño.

De gran importancia es también el tipo de luz a la cual se exponen las personas durante las 24 horas. Trabajar con la mayor cantidad posible de luz natural y evitarla en forma dirigida durante el reposo, es esencial para conservar un ciclo de sueño/vigilia normal.

Más Noticias

Más Noticias