País

¿Cuáles son las claves detrás de la vacunación masiva en Chile?

Al 16 de marzo, más de 5 millones de personas han sido vacunadas con la primera dosis, ubicando al país en el cuarto lugar a nivel mundial en inmunización.

Proceso de vacunación contra el Covid-19 en el Estadio Sausalito, Viña del Mar. Imagen: Agencia UNO.
Proceso de vacunación contra el Covid-19 en el Estadio Sausalito, Viña del Mar. Imagen: Agencia UNO.

Vacunar con al menos una dosis a 5 millones de personas al 31 de marzo y 15 millones en el primer semestre son las ambiciosas metas del Gobierno. La primera ya se cumplió, ubicando a Chile como líder en Latinoamérica en inmunización y en cuarto lugar a nivel mundial, detrás de Israel, Emiratos Árabes Unidos y Reino Unido, según “Our World in Data“.

Esto hace preguntarse ¿cuáles son los factores claves de este proceso? Para el Decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la Universidad San Sebastián (USS), Federico Casanello, son distintas las razones que explican este éxito.

“Primero diversificaron. Eso es súper importante porque no sé amarró con una vacuna en particular. Esta es la principal razón por la que Chile logró tener una oferta aparentemente suficiente de vacunas, en comparación con otros países”, declaró Casanello.

Esto dado a que se trabajaron los acuerdo y contratos desde mayo de 2020 para contar con las vacunas Pfizer/BioNTech, Sinovac, AstraZeneca-Oxford, Johnson & Johnson y Covax, lo que suma más de 35 millones de dosis para 2021.

Logística

Como segundo factor relevante, el decano mencionó que ha habido una buena logística de vacunación. Aquí tienen lugar la coordinación entre los distintos actores (fabricantes, autoridades gubernamentales, operadores logísticos y centros de vacunación) y los procedimientos necesarios para mantener la cadena de frío de las vacunas.

Desde el Ministerio de Salud, declararon a EL DÍNAMO que para esta campaña ha sido necesario robustecer la coordinación con las instituciones públicas (Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de Transportes, Aduanas, CENABAST, Instituto de Salud Pública, entre otros) y privadas.

“Este es el resultado de una política de vacunación del Estado de Chile que se ha desarrollado durante muchos años y que permite desplegar rápidamente esta campaña de inmunización, gracias a la colaboración del personal del Ministerio de Salud, al personal de salud de la Atención Primaria, a los municipios y sus alcaldes”, señalaron.

Además, el modelo utilizado para la logística está desarrollado por el Programa Nacional de Inmunizaciones del Minsal, quienes cuentan con la experiencia y robustez de sus procesos logísticos desarrollados a partir de la pandemia por la Influenza AH1N1 en los años 2009-2010.

“Para la planificación se cuenta con un sistema de inventario, implementado a nivel nacional que permite monitorizar los stocks de todas las vacunas del programa, y, por consiguiente, de las campañas como Influenza y COVID-19”, indicaron desde el Ministerio.

Última milla

Más allá de lograr el traslado de vacunas desde el otro lado del planeta a Chile, se hace vital la óptima llegada de cada dosis a quien corresponda. Catalina Petric, Directora de la carrera de Diseño Digital de Servicios de la USS, explicó que para un producto llegue de a destino satisfactoriamente debe existir un buen diseño de servicio de última milla.

“Los diseñadores de servicios de última milla deben ser capaces de visualizar todos los momentos en los que pueden nacer posibles problemas para tener una solución prediseñada. De manera que luego, el desarrollo que hay detrás de esto asista justamente a ese viaje que tiene que hacer este producto”, especificó Petric.

Agregó que, para poder cumplir con el plan de vacunación sin problemas, Chile ha sido asertivo en su diseño de viaje al proyectar la capacidad y los recursos humanos necesarios.

Densidad de la población

Un tercer elemento para considerar, según el Decano de la Facultad de Ingeniería y Tecnología de la USS, tiene que ver con que somos un país relativamente pequeño, lo que en este caso es una ventaja. Pues, con menos de 19 millones de habitantes, cada vacuna significa un avance, sobre todo al compararnos con países como Brasil, China o Estados Unidos.

“A esto se suma que la mayor cantidad de gente está concentrada en el centro. Si tomamos en cuenta que entre la Región de Valparaíso y la del Biobío tenemos más del 70% de la población, se hace mucho más sencillo vacunar de forma masiva”, expresó Casanello.

A su vez, mencionó que un punto muy importante a destacar es la disposición de las personas para ir a vacunarse. “Si tenemos suficientes vacunas, pero las personas no se van a vacunar, no sirve de nada. Yo creo que en Chile ha existido una cultura de inmunización”, detalló.

Esto ha sido promovido por el hecho de el plan contempla el convertir diversos espacios públicos en centros de vacunación; ya sea municipios, colegios, gimnasios, estadios, juntas de vecinos, plazas, entre otros; haciendo más accesible el proceso.

Más Noticias

Más Noticias