País

Declaran admisible causa ética contra veterinarios que inocularon a personas con vacunas caninas en Calama

Colmevet presentó una reclamación al 1° Juzgado de Letras de Calama por los hechos ocurridos el año pasado al interior de una clínica.

Los hechos fueron conocidos en abril pasado por la Seremi de Salud de Antofagasta. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los hechos fueron conocidos en abril pasado por la Seremi de Salud de Antofagasta. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Carlos Escobar

El Colegio Médico Veterinario (Colmevet) calificó como un “hecho histórico y un precedente a nivel nacional” la admisión a trámite del 1° Juzgado de Letras de Calama, respecto a la reclamación ética que interpuso el gremio contra médicos veterinarios no colegiados que inocularon a personas con vacuna óctuple canina como tratamiento contra el COVID-19.

El abogado del Colegio Médico Veterinario, Diego Gallegos,  aseguró que “expusimos los hechos constitutivos de nuestro reclamo ético, pero de forma anonimizada y abstracta a nuestro Tribunal de Ética Nacional, quien nos indica que todo lo expuesto sugiere una conducta contraria a la ética profesional y nos recuerda también que es un deber ético de los dirigentes del Colmevet la de realizar lo que corresponda frente a casos de menoscabo y desprestigio profesional”.

“Por esto, hicimos la presentación al tribunal de Calama, porque en el caso de la inoculación de personas con vacuna óctuple canina, tenemos la convicción que los médicos veterinarios involucrados transgredieron la ética profesional gravemente, experimentando en humanos, además de ofender a nivel nacional la reputación de la profesión médico-veterinaria”, agregó.

Al respecto, el asesor legal explicó que la actual Constitución, en su artículo 19°, entregó la jurisdicción ética a los colegios profesionales y a tribunales especiales, que nunca se constituyeron.

Al no existir estos tribunales, cobra vigencia una disposición transitoria constitucional que entrega la competencia para conocer de reclamos éticos contra profesionales no colegiados a los tribunales ordinarios.

Gallegos sostuvo que “nuestros estatutos permiten rechazar una afiliación sólo en ciertos casos. Uno de ellos es que exista una sentencia en materia ética. Entonces, necesitamos esta sentencia para protegernos y poder rechazar la afiliación de estos profesionales”.

“Agregar a lo anterior, que si se colegian tampoco podríamos juzgarlos por hechos anteriores a la afiliación, por lo que resulta inaceptable que exista impunidad, incluso en materia ética, respecto de la experimentación en humanos”, complementó.

En Colmevet indicaron que, con esta acción, también se busca llamar la atención de las autoridades, quienes no han aplicado las sanciones prescritas por el art. 20° de la Ley 20.120, que podría generar la suspensión o inhabilitación de profesionales que experimentan con seres humanos contraviniendo la norma vigente, denuncia que también el gremio realizó ante los tribunales y autoridades competentes.

Más Noticias

Más Noticias