País

Decretan arraigo nacional para detenidos por caso de carabinero muerto en Collipulli

Se trata de dos de los sospechosos detenidos en la zona cercana donde fue abatido el sargento Benavides, mientras el tercero de ellos quedó en prisión preventiva.

Los involucrados están acusados del bloqueo de vías en la antesala del homicidio del uniformado.
Los involucrados están acusados del bloqueo de vías en la antesala del homicidio del uniformado.

El Juzgado de Garantía de Collipulli dejó con arraigo nacional y la prohibición de acercarse a la víctima a G.I.P.A., imputado por el Ministerio Público como autor de de ocultación de identidad, desórdenes públicos y maltrato de obra a carabinero en servicio causando lesiones leves.

En la audiencia de formalización, la magistrada María Fernanda Lagos Lepe acogió las medidas cautelares solicitadas por el Ministerio Público y fijó en dos meses el plazo de investigación.

En la causa, el tribunal ordenó además el arraigo nacional de M.A.A.L., imputada como autora de los delitos de desórdenes públicos y atentado contra la autoridad.

Según el ente persecutor, este lunes un grupo indeterminado de sujetos, entre los cuales se encontraban la imputada M.A.A.L. y su hijo G.I.P.A., se reunieron en el kilómetro 8 de la Ruta R-35, camino San Andrés de la comuna de Collipulli, lugar donde procedieron a cortar árboles, con los cuales bloquearon e interrumpieron el libre tránsito en diversos puntos de la vía.

>

Personal de la Macrozona Sur Control Orden Público e Intervención de Carabineros arribó al sitio, con el propósito de dispersar a los manifestantes, despejar la vía y restablecer el orden público.

En dicho contexto, sorprendiendo al imputado G.I.P.A., circulando en una motocicleta en forma zigzagueante por la ruta, sin casco e interrumpiendo la circulación de vehículos policiales y particulares, cruzando el vehículo menor en la vía. Al ser fiscalizado, el imputado se negó a exhibir algún documento de identidad e intentó huir del control, dándole golpes de puño en el antebrazo y mano a la funcionaria policial Fernanda Mena Araneda, provocándole lesiones leves.

En tanto, la imputada M.A.A.L. fue detenida por obstaculizar el tránsito vehicular y por lanzar golpes e insultos a los carabineros que procedieron a la detención de su hijo.

Por su parte, se decretó como legal la detención de J.A.L.F., quien fue sorprendido en el marco de los hechos precedentes, oculto en una zona boscosa con una motosierra en su poder, con la cual habría participado en el derribo de los árboles utilizados para bloquear el camino.

En la causa, el individuo quedó en prisión preventiva por existir diligencias y peritajes pendientes, por lo que ordenó su ingreso en tránsito al Centro de Detención Preventiva de Angol.

Más Noticias

Más Noticias