País

Descuartizado y calcinado: macabro crimen quedó al descubierto en Concepción

A primera hora de este viernes se conoció el hallazgo en el sector Lorenzo Arenas de la capital penquista. La víctima estaba desaparecida desde el 28 de septiembre y ya hay tres detenidos mientras siguen los peritajes. 

La Brigada de Homicidos de la Policía de Investigaciones trabaja para encontrar evidencia que pueda ratificar el móvil del crimen de un hombre de 30 años y su posterior descuartizamiento AGENCIA UNO/ARCHIVO
La Brigada de Homicidos de la Policía de Investigaciones trabaja para encontrar evidencia que pueda ratificar el móvil del crimen de un hombre de 30 años y su posterior descuartizamiento AGENCIA UNO/ARCHIVO

Un terrible crimen quedó al descubierto este viernes 7 de octubre en el sector Gabriel Mistral de Lorenzo Arenas en Concepción. Luego de una llamada anónima de un vecino de esta zona de la Región del Biobío por movimientos sospechosos, la Policía de Investigaciones (PDI) encontró el cuerpo de un hombre de 30 años que estaba calcinado y descuartizado en el patio de un domicilio que, por ahora, se cree que no cuenta con moradores. 

La Brigada de Homicidios (BH) de la PDI se hizo cargo de la investigación de una persona que había sido reportada como desaparecida hace unos días por su grupo familiar y que, por los primeros peritajes, fue asesinada el miércoles 28 de septiembre. 

En esa jornada por la noche, la víctima habría compartido en el lugar con otras tres personas, un hombre y una mujer, que ya fueron detenidas para evaluar su responsabilidad en el macabro asesinato que impactó en este sector penquista. 

De acuerdo a la información preliminar, en la casa se encontraron restos biológicos de un hombre que cuenta con antecedentes penales de narcotráfico. Si bien todavía no se ha dado cuenta del móvil real del homicidio, las primeras hipótesis surgen bajo este contexto de comercialización de drogas en el sector. 

De hecho, el intento de borrar la evidencia de este crimen tiene trabajando a los oficiales de la PDI para determinar que pasó realmente en la habitación. De hecho, con el correr de las horas se supo que después de cometer el asesinato, el posterior descuartizamiento y entierro se concretó en otra morada. 

Por el momento, Carabineros acordonó y monitorea la zona cerca del lugar de los hechos para que los peritos puedan seguir buscando evidencias para conocer más del caso.

Más Noticias

Más Noticias