País

Detienen a sospechoso de asesinato del cabo David Florido en Pedro Aguirre Cerda

La Fiscalía Metropolitana Sur confirmó el arresto del individuo, que habría participado del crimen ocurrido el viernes pasado en una barbería de la comuna. 

El sospechoso es un hombre de 24 años con un amplio prontuario policial. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El sospechoso es un hombre de 24 años con un amplio prontuario policial. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Equipo El Dinamo

La Fiscalía Metropolitana Sur confirmó este viernes la detención del principal sospechoso del asesinato del cabo segundo de Carabineros David Florido Cisterna, quien hace exactamente una semana fue baleado durante un procedimiento en una barbería de la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

El Ministerio Público señaló que el control de detención del individuo, que fue identificado hace algunos días, se realizará durante este sábado. También señaló que la familia del mártir de la policía uniformada ya conoció la noticia.

El cabo Florido atendió un llamado por actividades sospechosas en la barbería, ubicada en la Avenida La Marina. En medio del procedimiento el carabinero recibió un disparo en la cabeza, siendo trasladado hacia el Hospital Barros Luco, donde se constató su deceso.

Tras intensos peritajes en el lugar, las autoridades lograron identificar al posible autor del crimen. De acuerdo a los antecedentes preliminares, se trata de un hombre de 24 años con un amplio prontuario policial.

El caso generó controversia luego que se supiera que el sospechoso cumplía una pena de ocho años de presidio en Colina I por el delito de robo con violencia e intimidación, recibiendo el beneficio de la libertad condicional por parte de la Corte de Apelaciones de Santiago.

Durante los funerales del cabo Florido -quien fue ascendido póstumamente a suboficial mayor-, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, emplazó al resto de las autoridades a avanzar en medidas para otorgar mayor protección a los funcionarios policiales.

“Terminemos con los cuestionamientos, afirmaciones, imputaciones ligeras y públicas, sin fundamentos, que solo dañan la autoridad de quienes por ley deben protegernos. ¿Qué más tiene que pasar? ¿Cuántos mártires más tenemos que llorar para que los responsables reciban el castigo legal que merecen?”, afirmó el jefe policial.

Más Noticias

Más Noticias