País

Dos buses fueron quemados en ataque incendiario en Cañete

En el lugar del atentado se encontraron panfletos asociados a la organización radical Weichan Auka Mapu.

Las llamas provocadas por la quema de los buses fueron controladas por voluntarios de Bomberos ante el peligro de propagación a las viviendas cercanas. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las llamas provocadas por la quema de los buses fueron controladas por voluntarios de Bomberos ante el peligro de propagación a las viviendas cercanas. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Dos buses fueron quemados durante un ataque incendiario registrado durante la madrugada de este jueves en la comuna de Cañete, en la Región del Biobío.

El hecho ocurrió en el sector de Barrio Leiva, donde encapuchados dispararon y luego le prendieron fuego a las máquinas, las que estaban estacionadas en la calle.

Según lo publicado por Radio Bío Bío, las máquinas prestaban servicios para el proyecto MAPA. Testigos relataron que al momento del ataque se escucharon disparos. Los autores escaparon rápidamente, sin ser identificados.

En el lugar se encontraron panfletos asociados a la organización radical Weichan Auka Mapu, grupo que se habría adjudicado la acción.

Las llamas provocadas por la quema de los buses fueron controladas por voluntarios de Bomberos ante el peligro de propagación a las viviendas cercanas. Una de las máquinas resultó completamente destruida, mientras otra quedó con daños de consideración.

No se reportaron personas lesionadas debido a este atentado, el que ocurre en una zona que se encuentra bajo estado de excepción.

Hace algunos días la Coordinadora Arauco Malleco, otra de las organizaciones que opera en la zona, había señalado que concentraría su estrategia contra el sabotaje a las empresas forestales con ataques a sus maquinarias.

“Entonces la prioridad nuestra es canalizar la violencia hacia el sabotaje, hacia un sabotaje muy bien dirigido. Hacia insumos, hacia maquinarias y por eso (…) lo que deben retratar los medios de comunicación es que nosotros respetamos a los trabajadores”, sostuvo el líder del grupo, Héctor Llaitul.

Los dichos de Llaitul generaron un intenso debate político y judicial sobre la necesidad de que el Gobierno presentara una querella por Ley de Seguridad del Estado en su contra. Aquello había sido descartado inicialmente por el Ejecutivo, que luego de un análisis decidió dar un vuelco y ampliar las acciones judiciales en contra del referente de la organización armada.

Más Noticias

Más Noticias