País

Dos de los 45 multados por las fiestas clandestinas de Cachagua y Zapallar han pagado: "Es una burla"

A casi dos años de los sumarios por celebrar en los peores tiempos de la pandemia en Chile, las deudas ascienden a 217 millones de pesos.  

Las multas por las fiestas clandestinas de Cachagua y Zapallar en 2021 ascienden a 221 millones de pesos y sólo se han pagado tres millones y medio AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las multas por las fiestas clandestinas de Cachagua y Zapallar en 2021 ascienden a 221 millones de pesos y sólo se han pagado tres millones y medio AGENCIA UNO/ARCHIVO

“Hacerlo ya, a no seguir esperando, porque de los 45 sumariados sólo pagaron dos. Es una burla que no se puede dejar pasar”. Con esas palabras, el diputado Andrés Celis presentó su molestia frente a las deudas que aún siguen vigentes por las multas que se cursaron a las personas sorprendidas en fiestas clandestinas durante los tiempos más crudos de la pandemia en el país. 

El parlamentario hizo alusión a las personas que fueron objeto de sumario después de ser identificadas en celebraciones masivas de Cachagua y Zapallar que generaron revuelo en el país por el alto número de asistentes en momentos sanitarios complejos. 

A la fecha, con el precio de la Unidad Tributaria Mensual (UTM) en 59.595 pesos según el Servicio de Impuestos Internos (SII), el total adeudado por estos infractores asciende a $221 millones, de los cuales solamente han sido pagados 3.575.700 pesos (60 UTM). 

Esta última cifra se desglosa en dos pagos. Uno de ellos fue de 10 UTM por participar de una fiesta donde se cursaron multas a 16 personas por 860 UTM y el segundo por 50 UTM en el contexto de un festejo que tuvo a 13 personas que sumaron sanciones por 180 UTM. 

En paralelo, las otras deudas millonarias siguen vigentes a casi dos años de ser cursadas. 685 UTM costó otra fiesta de enero del año pasado, donde el organizador fue multado con 500 UTM y los otros 13 invitados con 15 UTM cada uno. El piloto Samuel Israel, en tanto, tampoco ha pagado 2.000 UTM y los dueños del restobar Santo Diablo igualmente no lo han hecho en esa mismo monto. 

“Este incumplimiento evidencia la desidia y falta de empatía con la que han actuado los multados, a quienes poco y nada les importó poner en riesgo la salud del resto. También demuestra la ineficiencia y poca competencia de la autoridad para gestionar que se realicen los cobros correspondientes”, apuntó Celis sobre la gestión de Mario Parada en la Seremi de Salud de Valparaíso. 

"Esto no va a quedar así, porque voy a insistir las veces que sean necesarias para que cada uno de los multados pague por la infracción que cometió. El que la hace la paga y nadie está por sobre la ley, esa es una señal clara que debemos dar al país, basta ya de que un grupo de privilegiados decida saltarse las reglas. Eso no lo vamos a tolerar”, cerró Celis. 

Más Noticias

Más Noticias