País

El análisis de la BBC: las protestas de los estudiantes chilenos apuntan a un gran descontento

La cadena de televisión británica realizó una completa revisión a lo que parecen ser los orígenes del descontento de quienes se manifiestan contra el sistema educacional.

Por:  El Dínamo

Chile es comúnmente sindicado como uno de los países más ordenados y estables en Sudamérica, por lo que las imágenes que durante las últimas semanas han surgido desde la capital, han sido particularmente chocantes.

Miles de estudiantes secundarios y universitarios han marchado a través de las calles de la capital, demandando un cambio radical en el sistema educacional.

De forma invariable, las distintas manifestaciones han terminado en violentos choques entre jóvenes enmascarados y oficiales de la policía, armados con carros lanzaaguas y gas lacrimógeno.

Las tiendas y oficinas localizadas a lo largo de la avenida principal de Santiago, La Alameda, han sido robados o destruidos.

Las escenas han traído vívidos recuerdos de las protestas en pro de la democracia que ocurrieron en 1980, cuando los chilenos se enfrentaban con las fuerzas del General Augusto Pinochet.

En un sólo día, el 4 de agosto, más de 900 personas fueron arrestadas en las protestas a lo largo del país, en tanto que casi 100 oficiales de la policía resultaron heridos.

El gobierno estima que los costos del daño ocasionado a la propiedad pública y privada, sólo en Santiago Centro, se alzan hasta poco menos de 900 millones de pesos.

Los chilenos de a pie incluso han montado cacerolazos durante las noches, una forma de protesta que no se veía desde los días de Pinochet.

Ellos han desembocado en las calles para golpear ollas y sartenes en apoyo a los estudiantes y en oposición al gobierno.

Entonces ¿Qué es lo que está pasando en Chile? ¿Son las protestas sólo sobre educación o acaso reflejan un descontento mayor con el gobierno y su forma de conducir el país? ¿Cómo y cuándo terminarán?

La educación claramente no es el único tema en juego, pero ciertamente es el principal.

Las marchas estudiantiles han sido más grandes que las organizadas por otros grupos de protesta. En muchas ocasiones han sacado a 100 mil personas a las calles.

En el corazón de la rabia de los estudiantes está la percepción de que el sistema educacional chileno es sumamente injusto -los estudiantes ricos tienen acceso a algunos de los mejores establecimientos de Latinoamérica, en tanto que los pupilos más pobres son botados en escuelas estatales de bajos fondos.

Más Noticias

Más Noticias