País

El emotivo relato de carabinero agredido en Iquique: “Sentí impotencia”

El uniformado Óscar Riquelme contó que buscó brindarle protección a su colega golpeado con una manopla, pero perdió la noción por algunos segundos.

El colega de Riquelme, Alfredo Espinoza, sacó la peor parte y fue golpeado con una manopla. CAPTURAEl colega de Riquelme, Alfredo Espinoza, sacó la peor parte y fue golpeado con una manopla. CAPTURA
El colega de Riquelme, Alfredo Espinoza, sacó la peor parte y fue golpeado con una manopla. CAPTURA

A dos días de la agresión que sufrió una pareja de carabineros en Iquique en medio de un control a un grupo de migrantes en la playa de Cavancha, uno de los uniformados entregó su relato de los hechos y aseguró que sintió “impotencia” al no poder ayudar a su compañero de labores.

Se trata de Óscar Riquelme de 29 años, quien de acuerdo a los registros de las cámaras de seguridad de la Municipalidad de Iquique, fue golpeado con puños mientras que su colega, Alfredo Espinoza, sacó la peor parte y quedó con fractura nasal y dental grave tras ser agredido con una manopla de fierro.

Según contó Riquelme en conversación con 24 Horas de TVN, los sujetos se opusieron a la detención y posteriormente “recibo un golpe de puño en el rostro”. En ese momento, “perdí la noción por unos 10 segundos”.

Cuando recuperó la conciencia, Riquelme dirigió su mirada hacia al carabinero Alfredo Espinoza mientras “lo estaban agrediendo, así que inmediatamente intervengo para prestarle cobertura”.

“Como se encontraba mi otro compañero al costado que lo estaban agrediendo, tuve que prestarle apoyo él para poder controlar la situación que se estaba gestando en el momento”, explicó.

Allí fue cuando el venezolano identificado como Jeisson Zapata extrajo de uno de sus bolsillos la manopla de fierro con la que golpeó en el rostro al carabinero Alfredo Espinoza, quien debió ser trasladado desde Iquique a Santiago para ser atendido en el Hospital Institucional.

La impotencia del carabinero Riquelme

Después del cobarde ataque en el rostro del uniformado Alfredo Espinoza, Óscar Riquelme aclaró que prestó ayuda a su colega quien “tenía sangrado en lo que es la nariz y juntos caminamos hasta la avenida Diego Portales”.

En ese momento, según el policía, “escuchamos por comunicado radial, como divisamos los carros que estaban en el lugar que habían procedido a la detención”.

Riquelme reflexionó en torno al ataque y dijo que “sentí impotencia al momento que recibo el golpe de no poder prestarle al tiro la cooperación a mi colega”.

Sin embargo, tras la llegada de los refuerzos “volví a tener nuevamente la noción e inmediatamente la cooperación”.

“Después sentimos el apoyo de la ciudadanía y eso uno lo siente mucho más confortable”, indicó en relación a la manifestaciones realizadas por vecinos de Iquique para respaldar la labor policial.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias