País

El millonario robo de madera y toma de tierras que se le imputa a Héctor Llaitul

La fiscalía presentó pruebas contra el líder de la Coordinadora Arauco Malleco, donde intenta dejar en evidencia que el comunero estuvo en la toma de un predio forestal.  

La imagen de Héctor Llaitul detenido en septiembre de 2017 se repite este 2022 en Temuco AGENCIA UNO/ARCHIVO
La imagen de Héctor Llaitul detenido en septiembre de 2017 se repite este 2022 en Temuco AGENCIA UNO/ARCHIVO

Dos de los cargos por los que fue detenido Héctor Llaitul este miércoles en Cañete es el robo de madera y usurpación de terrenos. El líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) está siendo perseguido por la fiscalía por tres delitos y ellos tienen estricta relación con el actuar de esta agrupación en torno a los ataques y las pérdidas que han manifestado en la industria forestal. 

“Dimos inicio a un proceso de recuperación territorial en contra de la Forestal Cautín ocupando definitivamente el fundo. Este proceso que llevamos adelante a través de la práctica del control territorial implica trabajos productivos al interior del predio y un posicionamiento efectivo del mismo”, anunció la Coordinadora Arauco Malleco en marzo de 2021, haciéndose responsable de una de las situaciones por las que el comunero y líder de la CAM quedó en prisión preventiva este jueves

Este hecho ocurrió en el predio Renaco Pastales, en la comuna de Chol Chol, cuya propiedad pertenece a la maderera Bosques Cautín, que tiene sus oficinas en Temuco. En ese hecho, el valor monetario de la usurpación comandada por Héctor Llaitul alcanza los 90 millones de pesos según consta en los antecedentes que maneja el Ministerio Público. 

Los diálogos que posicionan a Llaitul en la usurpación

Al comunero mapuche lo situaron en esa toma de terreno por georreferenciación y por escuchas telefónicas que fueron dadas a conocer en su formalización. 

Un ejemplo presentado en tribunales fue el siguiente diálogo: 

-Héctor Llaitul: “¿Dónde dejaste el hacha, Taro?”.

-José Llaitul: “Ahí donde estaba la medida, donde estábamos ahí en toda la esquina”.

-Héctor Llaitul: "Ya, voy a buscarla".

-José Llaitul: "Ya, vale, para que no se pierda".

A ese diálogo, los persecutores sumaron otras frases del líder de la CAM, Héctor Llaitul al teléfono, las cuales fueron presentadas como pruebas de su presencia en este delito. “Dicen que vienen los verdes aquí (carabineros), los chanchos… Así que le voy a tener que cortar, porque vamos a organizar algo aquí”, sostuvo.

La fiscalía asegura que después de estas palabras se registró un conflicto que terminó con uniformados heridos.

Más Noticias

Más Noticias