País

Enel se convierte en la primera compañía en dejar el carbón para generar electricidad en Chile al desconectar Bocamina II

Hoy la Compañía desconectó la última unidad generadora a carbón de Enel Generación Chile en el marco de su estrategia de Transición Energética Justa. Además, pronto esperan conectar  unos 500 MW de capacidad renovable al sistema, adicional a los 221 MW solares que entraron en operación comercial entre agosto y septiembre.

Así Enel cumplió con el desafío asumido en 2019 al suscribir el Acuerdo Nacional de Descarbonización, 18 años antes de lo comprometido inicialmente.
Así Enel cumplió con el desafío asumido en 2019 al suscribir el Acuerdo Nacional de Descarbonización, 18 años antes de lo comprometido inicialmente.

Enel Chile, a través de su filial Enel Generación Chile, se transformó hoy en la primera compañía del sector eléctrico en dejar de utilizar carbón en sus operaciones de generación. Esto tras recibir la autorización por parte de la Comisión Nacional de Energía para desconectar de manera definitiva la unidad 2 del Complejo Termoeléctrico Central Bocamina en Coronel, la última de las dos unidades de la planta termoeléctrica.

Con este hito la compañía cumple lo comprometido en el Acuerdo Nacional de Descarbonización de 2019, y avanza en el objetivo de descarbonizar su matriz de generación e impulsar el desarrollo de una amplia cartera de proyectos renovables, que considera centrales eólicas, geotérmicas, solares, hidráulicas y unidades de baterías.

“Nos propusimos liderar la transición energética en el país y hoy damos un paso más en este camino”, aseguró Fabrizio Barderi, gerente general de Enel Chile. Anunció a su vez que “en las últimas semanas hemos iniciado la operación comercial de dos plantas renovables: Azabache (60.9 MW) y Sol de Lila (161 MW) y en los próximos meses esperamos conectar unos 500 MW de capacidad renovable, duplicando así la potencia de Bocamina II (350 MW)”.

El proceso de descarbonización y crecimiento de energías renovables, el que contempló el cierre y desconexión total del complejo Bocamina (Unidad 1 y 2), está dentro de la estrategia de Transición Energética Justa de Enel Chile, incorporando soluciones tecnológicas, sociales y ambientales y poniendo a los trabajadores de la planta, sus contratistas y a las comunidades de Coronel, en el centro de sus decisiones.

Reorganización laboral

En línea con lo anterior, desde la empresa de energía destacaron que cada uno de los 56 colaboradores directos de Enel que, hasta hoy, cumplían labores en la operación de la Unidad 2 de Central Bocamina accedieron a otras oportunidades laborales al interior de la Compañía u optaron por programas de reinserción en otros proyectos profesionales, al igual que lo ocurrido tras el cierre y desconexión total de la Unidad 1 del complejo Bocamina y de la unidad de carbón de Central Tarapacá.

James Lee Stancampiano, gerente general de Enel Generación Chile, reiteró que “nuestro compromiso con el territorio no termina hoy. Hemos cumplido con el compromiso de apagar nuestra última central a carbón en Chile, pero en paralelo estamos estudiando soluciones que permitan una transformación sostenible e innovadora de la infraestructura existente”.

Responsabilidad con la comunidad

En los últimos 6 años el equipo de Sostenibilidad de Enel en la comuna de Coronel ha implementado un plan de relacionamiento, poniendo al centro los derechos humanos, como piedra angular del desarrollo social, humano y económico local, y se comprometieron a cumplir todos sus acuerdos vigentes con la comunidad. 

Un primer eje de inversión consistió en el realineamiento del proceso de reasentamiento según estándares internacionales mediante la restitución de medios de vida, espacios sociales y herramientas productivas que no se habían considerado anteriormente y un segundo eje tuvo como enfoque el desarrollo económico, en particular el fomento de más de 250 emprendimientos locales.

Con la desconexión de Bocamina II, también se deja de utilizar el vertedero de cenizas del complejo. El sitio de aproximadamente 10 hectáreas, desde 2019 ha sido objeto de un ambicioso proyecto de revegetación por diseño, una solución basada en la naturaleza, único a nivel nacional y que lo está transformando en un bosque nativo vivo dentro de Coronel.

En relación con el futuro de las instalaciones, se están evaluando diversas alternativas de reutilización de los activos con el fin de dar una nueva vida y oportunidades de desarrollo para esa zona se Coronel.
 

Más Noticias

Más Noticias