País

Estas son las penas que arriesgan los detenidos por el asesinato del cabo David Florido

El principal sospechoso del crimen había sido condenado anteriormente a ocho años de cárcel y gozaba de libertad condicional desde diciembre de 2021.

El cabo David Florido fue asesinado el 10 de junio en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. AGENCIA UNO/ ARCHIVO
El cabo David Florido fue asesinado el 10 de junio en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. AGENCIA UNO/ ARCHIVO

Este lunes se realizará la audiencia de formalización de los tres detenidos por el homicidio del cabo David Florido el pasado 10 de junio en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, en la región Metropolitana.

El Décimo Juzgado de Garantía de Santiago determinó ampliar el control de detención contra Juan González Quezada, de 24 años, quien es sindicado como el presunto autor del asesinato, y de Julio Vidal y Marcela García, quienes están acusados por encubrir al delincuente.

El principal sospechoso del crimen había sido condenado anteriormente a ocho años de cárcel y gozaba de libertad condicional desde diciembre de 2021, por lo que ahora podría ingresar nuevamente a la cárcel.

"Cuando existe un nuevo delito, se revoca el beneficio de cumplimiento alternativo de pena, y, por lo tanto, la persona tiene que pasar a cumplir de nuevo de manera efectiva su condena", explicó la abogada penal Rebeca Zamora a Meganoticias. 

A la actual pena que deberá cumplir de forma efectiva, se le podrían sumar incluso 40 años de cárcel en caso de que, al concluir la investigación en tribunales, se acredite que fue el autor de este delito.

En tanto, Julio Vidal y Marcela García, quien además sería funcionaria del Poder Judicial y mantenía una relación sentimental con el presunto autor del homicidio, podrían arriesgar desde los cinco años y un día.

El padre del carabinero fallecido, Juan Carlos Florido, indicó a Radio ADN que "el hombre tiene 24 años, es imputable, tiene discernimiento, sabe que cometió un homicidio y tiene que pagar. Espero que el Estado me apoye y le dé la pena máxima, se lo merece. Nadie tiene el derecho de quitarle la vida a nadie. La vida de una persona no vale cinco años y un día, no. Tiene que ser la pena máxima”.

“Mi hijo fue víctima de muchas cosas que hoy están malas en el país y uno de esos son los protocolos que está dando la misma institución. Y son ellos los encargados de mejorar ese sistema porque sino van a  haber muchos carabineros muertos por no hacer bien las cosas”, añadió.

Más Noticias

Más Noticias