País

Esval descarta su responsabilidad por nuevas intoxicaciones en Quintero

La empresa que distribuye agua potable y trata aguas servidas en la Región de Valparaíso descartó que los 43 casos en dos colegios hayan tenido que ver con obras que han realizado en estos últimos días. 

Intoxicación es un concepto que hace años viene siendo una constante entre los habitantes de Quintero, en la Región de Valparaíso AGENCIA UNO/ARCHIVO
Intoxicación es un concepto que hace años viene siendo una constante entre los habitantes de Quintero, en la Región de Valparaíso AGENCIA UNO/ARCHIVO

Quintero tuvo dos focos de intoxicaciones en las últimas 48 horas. Un par de colegios sufrió problemas debido a una posible contaminación que arrojó un registro de 40 estudiantes afectados, además de tres personas adultas.

El director de emergencias del la municipalidad de esta comuna costera, Héctor Aguayo, se refirió a lo ocurrido en el Colegió Inglés, uno de los establecimientos afectados, donde se suspendieron las clases en la jornada vespertina de este jueves por la situación sanitaria.  

El funcionario planteó varias dudas respecto del motivo que ocasionó el problema de los alumnos. “Podría tener relación con las alcantarillas que efectuó Esval”, afirmó.

En ese contexto, desde la Empresa Sanitaria de Valparaíso, Aconcagua y Litoral sacaron la voz para descartar esa versión que emanó desde el municipio. 

“Realizamos un operativo de limpieza preventiva en un pozo desarenador de la zona. Fueron labores programadas que no tienen ninguna relación con los eventos registrados en los colegios”, expresó Alejandro Romero, subgerente zonal de la compañía que distribuye agua potable y es responsable del tratamiento de aguas servidas en la Región de Valparaíso.

“Es imposible que estos trabajos generen afectaciones en sectores cercanos”, añadió Romero, aunque en la investigación que lleva a cabo la Superintendencia del Medioambiente aparecieron restos de “productos de alcantarillado”. 

La otra escuela afectada fue el Liceo Politécnico en una ciudad que ha vivido varias crisis ambientales graves, como la contaminación de Quintero y Puchuncaví en 2018.

La directora de este establecimiento, Angélica Venegas, entregó más detalles respecto de esta nueva situación con menores de edad intoxicados. “Varios funcionarios y estudiantes manifestaron sentir el aire algo pesado, olores desagradables y algo parecido a un gas que molestaba en sus gargantas. A las 10:30 ya teníamos chicos con síntomas de intoxicación, por lo que se activó el protocolo para estos casos”, contó la autoridad.

Más Noticias

Más Noticias