País

Felipe Berríos confirma su renuncia a los jesuitas y retorna a Antofagasta

Desde la Compañía de Jesús aclararon que la renuncia de Berríos todavía no se formaliza, por lo que el proceso canónico por “hechos de connotación sexual” en su contra sigue adelante.

Felipe Berríos dio cuenta de su decisión a través de una declaración, donde cuestionó que la Compañía de Jesús no lo apoyara ante estos hechos denunciados. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Felipe Berríos dio cuenta de su decisión a través de una declaración, donde cuestionó que la Compañía de Jesús no lo apoyara ante estos hechos denunciados. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El sacerdote Felipe Berríos confirmó su renuncia a la Compañía de Jesús, en medio de la investigación canónica en su contra por “hechos de connotación sexual”.

Berríos, quien hasta ahora continua en el sacerdocio, retornará al campamento en La Chimba, Antofagasta, donde reside actualmente.

Esto, luego que la investigación previa canónica a manos de la abogada María Elena Santibáñez señalara que las acusaciones de actos de significación sexual de distinta relevancia son “verosímiles” y las víctimas serían siete mujeres y adolescentes. 

Felipe Berríos dio cuenta de su decisión a través de una declaración, donde cuestionó que la Compañía de Jesús no lo apoyara ante estos hechos denunciados, acusando “ambigüedad” de la congregación.

Juan Pedro Pinochet, director de la Corporación Nuestra Casa, por su parte, le entregó su apoyo al sacerdote, señalando en redes sociales que "mi amigo Felipe se sale de la Compañía y lo seguiré acompañando. Yo desde lo que hago y el desde la Chimba. Una gran pena la que vive”.

Ante esta postura, desde la Compañía de Jesús lamentaron la postura tomada por Berríos, pero aclararon a La Tercera que “para formalizar su renuncia debe dirigir esta solicitud al Padre General de la Compañía, indicándole las razones para ello. Si, además quisiera pedir la pérdida del estado clerical y dispensa del celibato, deberá escribir al Papa indicando también sus razones. Esas instancias deberán pronunciarse respecto de su solicitud. Mientras lo anterior no ocurra, Felipe sigue siendo jesuita y el proceso canónico sigue su curso”.

Junto con ello, indicaron haber "dado curso a los procesos que corresponden, de acuerdo a sus protocolos y a los requerimientos de la Iglesia, los que aplican de igual manera a todo jesuita que sea denunciado por cualquier delito canónico, sin excepciones. Esperamos que las instancias canónicas puedan esclarecer la verdad”.

“La Compañía de Jesús tiene el deber de abordar con seriedad cada denuncia que reciba y trabajará comprometidamente para avanzar en verdad y transparencia con cada una de ellas”, sentenciaron.

Más Noticias

Más Noticias