País

Fiscal Nacional descarta sicariato tras ataque a enfermera: "No habría un delito por encargo"

Esto, mientras el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago dejó en prisión preventiva a Patricia Henríquez Cortez y Enrique Hanson González, imputados por homicidio frustrado.

"Hasta donde tenemos antecedentes, no habría un delito por encargo, no hay recompensa que esté en juego en estas conductas que estamos judicializando”. AGENCIA UNO
"Hasta donde tenemos antecedentes, no habría un delito por encargo, no hay recompensa que esté en juego en estas conductas que estamos judicializando”. AGENCIA UNO

El fiscal nacional Jorge Abbott se refirió al caso de la enfermera Pola Álvarez, quien fue apuñalada 11 veces a la salida de su turno en la Clínica Cordillera de Las Condes, descartando que se trate de un caso de sicariato.

Abbott puntualizó que "entiendo que están formalizando a las personas que se les atribuye responsabilidad por homicidio frustrado. Hasta donde tenemos antecedentes, no habría un delito por encargo, no hay recompensa que esté en juego en estas conductas que estamos judicializando”.

Junto con ello, comentó las declaraciones de Angela Vivanco, vocera de la Corte Suprema, quien no descartó que en nuestro país se esté configurando una “industria” de delitos similares.

“Creo que en el último tiempo hemos sido testigos de algunos tipos de delitos que no conocíamos hasta ahora. Efectivamente hemos tenido, y tenemos, varias investigaciones de homicidios por encargo. Y homicidios que también se cometen al interior de las propias organizaciones criminales”, argumentó.

El fiscal nacional agregó que "cuando las personas que pertenecen a esas organizaciones no cumplen con las instrucciones de la jerarquía, muchas veces son objeto de homicidio”.

Esto, mientras el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago dejó en prisión preventiva a Patricia Henríquez Cortez y Enrique Hanson González, imputados por el Ministerio Público como autores del delito frustrado de homicidio calificado.

Según el ente persecutor, Henríquez Cortez y Hanson González acordaron dar muerte a Pola Álvarez Cortés, debido a rencillas laborales que mantuvo la imputada con la víctima en la Clínica Cordillera, recinto de salud en que ambas prestaban servicios como enfermeras.

En dicho contexto, Henríquez Cortez le envió a Hanson González un video para que identificara a la víctima y le proporcionó una motocicleta, vehículo al cual el imputado le pegó adhesivos (al igual que a un casco) con la finalidad de modificar su apariencia y dificultar su individualización.

Hanson González se trasladó a bordo de la moto desde su domicilio, en la comuna de Puente Alto, hasta Las Condes, para esperar a la víctima a la salida de la Clínica Cordillera, a quien atacó con un cuchillo, cuando se dirigía a su domicilio. Tras la agresión, el imputado huyó del lugar.

La víctima fue socorrida por transeúntes, quienes la trasladaron hasta la Clínica Cordillera, centro que le prestó lo servicios médicos de urgencia que le salvaron la vida.

Más Noticias

Más Noticias