País

Fiscalía afirmó que malabarista murió por un “disparo innecesario” de carabinero

El Ministerio Público imputó al policía uniformado por homicidio simple en contra de Francisco Martínez, quien murió en medio de un control de identidad.

El edificio de la Fiscalía de Panguipulli. Foto: Agencia Uno
El edificio de la Fiscalía de Panguipulli. Foto: Agencia Uno

La Fiscalía Regional de Los Ríos solicitó el arresto domiciliario total para el carabinero que mató de un disparo al malabarista Francisco Martínez, en un hecho que se registró el viernes pasado en la comuna de Panguipulli.

Durante la audiencia de formalización realizada durante este lunes, el Ministerio Público imputó al sargento segundo de la institución por homicidio simple, relatando que el imputado ejecutó seis tiros, de los cuales el último terminó con el resultado de muerte.

En su descripción de los hechos, el fiscal Juan Agustín Meléndez señaló que todo se gestó cuando Martínez se negó a someterse al control de identidad. Desde ahí, según el persecutor, la víctima amenazó a los funcionarios policiales con los machetes que usaba para su espectáculo callejero, al imputado respondió con un disparo en el suelo para disuadirlo, sin éxito.

“Acto seguido, el imputado efectúa dos disparos más al suelo, uno de los cuales logra herir a la víctima en una de sus extremidades inferiores. Tras ello, la víctima se abalanza directamente contra el imputado con un machete en cada una de sus manos, quien retrocedió e hizo un cuarto y quinto disparo”, expresó.

El Ministerio Público precisó que “el disparo letal es el último (sexto), en un lenguaje no médico es un disparo que da en el corazón”, añadiendo que “tal disparo excede la necesidad racional para repeler la referida agresión”.

“Martínez Romero se desestabiliza y comienza el curso de caída en dirección al suelo, instante en que, finalmente, el imputado efectuó un sexto y último disparo innecesario, en la zona toráxica, alcanzando la víctima a impactar con uno de sus machetes la gorra del imputado”, señaló el fiscal.

Durante la audiencia también se consideró un informe de la Policía de Investigaciones (PDI), que respaldó el accionar del carabinero señalando que el fallecido mantuvo “en todo momento mantuvo una actitud negativa y agresiva”, y que “la víctima portaba tres armas cortantes capaces de lesionar”.

“El sargento actuó de manera preventiva, intentando en todo momento apaciguar dicho control. Además, su actitud se debe a que existe una baja probabilidad de que el carabinero haya definido en ese momento si los machetes eran capaces de provocar lesiones de gravedad, ya que no conocía previamente a la víctima”, añadió el reporte de la policía civil.

La Fiscalía señaló que con estos antecedentes el carabinero que disparó contra el Panguipulli permanezca en arresto domiciliario total, algo que deberá ser determinado por el magistrado del Juzgado de Garantía de Panguipulli, Felipe Muñoz.

Más Noticias

Más Noticias