País

Fiscalía formaliza a siete brigadistas forestales por incendio en cercanías de Parque Radal 7 Tazas

El uso de velas y papel con combustible eran los elementos que utilizaban para dar inicio al fuego. En el caso de la vela esto les permitía tener más tiempo para alejarse del lugar.

Por este delito los brigadistas forestales arriesgan una pena que va desde los 5 años y un día a 20 años de prisión. Foto: Fiscalía Nacional
Por este delito los brigadistas forestales arriesgan una pena que va desde los 5 años y un día a 20 años de prisión. Foto: Fiscalía Nacional

La Fiscalía del Maule formalizó a siete brigadistas forestales por el delito incendio que afectó cerca de 15 mil hectáreas en Molina, a sólo tres kilómetros de afectar el Parque Nacional Radal 7 Tazas.

Se trata de un total de cinco focos de incendio en los que los imputados tienen directa participación en su inicio y que se produjeron entre enero y abril del año 2020 en la precordillera de Molina y donde hubo un importante despliegue de recursos humanos y técnicos a fin de controlar las llamas.Fría.

Tras un año de investigación la fiscal jefe de Molina junto a detectives de la PDI lograron ir conociendo poco a poco la mecánica de cómo se originaron las llamas y la coincidencia de que a pocos metros de esos lugares se repetían los nombres de quienes formaban parte de la brigada Bravo Charly 5 destinada precisamente a combatir el fuego.

“Pudimos establecer la participación de los imputados. De los cuales tres quedaron con prisión preventiva. Dos de ellos con la cautelar de arresto domiciliario total, atendido que el Magistrado estimo que concurren circunstancia modificatorias en su favor como es el haber cooperado sustancialmente en el esclarecimiento de estos hechos. Para los otros dos no se solicitó la cautelar de prisión preventiva por parte de la fiscalía toda vez que ellos habían participado en un solo ilícito y había colaborado en la investigación y por prognosis de pena podían acceder eventualmente a beneficios alternativos al cumplimento de la pena. Se estableció que existe un interés económico detrás de todo esto, lo que hace más deleznable el hecho que ya es reprochable en si. Puntualmente era la obtención de ganancias económicas a fin de tener reconocimientos para ser contratados en otras brigadas y también para recibir el pago de horas extras por el trabajo realizado”, afirmó la fiscal Mónica Barrientos.

El uso de velas y papel con combustible eran los elementos que utilizaban para dar inicio al fuego. En el caso de la vela esto les permitía tener más tiempo para alejarse del lugar y esperar en otro sector el llamado de las torres de vigilancia para acudir a combatir las llamas.

Por este delito los brigadistas forestales arriesgan una pena que va desde los 5 años y un día a 20 años de prisión.

Más Noticias

Más Noticias