País

Fonderos enfrentan al municipio de Santiago y reclaman arriendos abusivos en el Parque O'Higgins

Los comerciantes aseguraron que las condiciones actuales “ponen en riesgo” la tradicional celebración en el icónico recinto de Santiago.

Después de dos años por los efectos de la pandemia, las fondas regresan al Parque O'Higgins. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Después de dos años por los efectos de la pandemia, las fondas regresan al Parque O'Higgins. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Los fonderos del Parque O’Higgins se quejaron de los altos precios de arriendo para participar de la tradicional celebración dieciochera. Los comerciantes afirmaron que, bajo las actuales condiciones, se pone “en riesgo” el desarrollo de las fondas del icónico sector de la Región Metropolitana emplazado en la comuna de Santiago. 

Un grupo de estos fonderos del Parque O’Higgins se reunió este martes en el frontis de la Municipalidad de Santiago, con la intención de manifestarse por lo que consideran condiciones injustas.

“Venimos a manifestar nuestra profunda decepción por el desamparo y la poca valoración frente al proceso de licitación que se ha presentado este año para participar”, comentó Nelson Grez, presidente de la Agrupación de Fonderos Históricos del Parque O’Higgins.

“Este evento con tanto sentido y tradición se ha transformado en una privatización absoluta”, se quejó igualmente el portavoz de estos organizadores. “Y de esta privatización es parte la Corporación para el Desarrollo de Santiago (Cordesan) y una productora de turno”, enfatizó.

“No queremos seguir tolerando abusos y cláusulas abusivas a las cuales nos vemos sometidos”, explicó también Grez. “Hay precios excesivos en los terrenos que no tienen ninguna justificación y que distan totalmente de la realidad del país. Se nos cobra, además, un 30% adicional de garantía por sobre nuestro precio de postura y un 20% adicional si queremos unir uno o dos terrenos”, se quejó.

El fondero, en tanto, contó que enviaron una carta a la alcaldesa Irací Hassler para expresar estas quejas, pero que “no ha habido respuesta”. 

Finalmente, denunció que el municipio “coarta la libertad de expresión”, pues, “como nunca había ocurrido en esta licitación”, les ordenó “dentro de las bases oficiales de la corporación, que no se puede emitir ningún punto de prensa o difusión de cualquier tipo en medios de comunicación de información sobre las ramadas sin coordinación y autorización previa”.

Más Noticias

Más Noticias