País

General director (s) de Carabineros tilda de "cobarde" ataque a uniformado y su familia en Tirúa

A pesar de las graves heridas que sufrió el funcionario junto a su hija de 7 años y su suegra, todos están fuera de riesgo vital.

Esteban Díaz aseguró que este ataque "no amedrenta" a Carabineros. AGENCIA UNO/ARCHIVOEsteban Díaz aseguró que este ataque "no amedrenta" a Carabineros. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Esteban Díaz aseguró que este ataque "no amedrenta" a Carabineros. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El general director (s) de Carabineros, Esteban Díaz, llegó hasta el Hospital Regional de Temuco para chequear el estado de salud de un uniformado que junto a su hija de siete años y su suegra fueron heridos por desconocidos en la ruta P-72 de la localidad de Tirúa, en el Biobío.

Se trata de un sargento segundo perteneciente a la 4° Comisaría Control Orden Público de Los Álamos quien fue atacado cuando estaba junto a la menor, que recibió un impacto balístico en su cabeza, mientras que su suegra también resultó herida.

Sin embargo, su esposa y su hija de nueve años sufrieron lesiones leves a raíz de heridas producidas por esquirlas.

El general Díaz, en conversación con la prensa, precisó que todos “están siendo muy bien atendidos aquí en el hospital, esperemos que evolucionen, hay que hacer una serie de exámenes, hay que ir viendo cómo van ellos mejorando respecto de la situación que se está viviendo. Tienen varias heridas”.

Agregó, además, que pese a la situación de gravedad que enfrentan, todos están fuera de riesgo vital.

El general director (s) logró conversar con el uniformado, quien le detalló que al momento del ataque “solamente siente disparos por sorpresa, no ve de dónde le disparan, porque mira para distintos lados, pero ve que vienen proyectiles en distintas direcciones hacia el vehículo”.

Tras esto, continuó, detalló que “los gritos de su suegra y su hija sangrando hacen que él tome la decisión rápida de acelerar a fondo y salir de ahí en las condiciones que estaba, le costaba ver porque le sangraba su cabeza, y llegó directo al Cesfam del lugar”.

Sobre el ataque hacia el funcionario policial en Tirúa, Esteban Díaz aseguró que como institución “no los amedrenta”, pero que “nos parece sumamente grave, nosotros los Carabineros hacemos nuestro trabajo todos los días por la comunidad, es un trabajo que lo hacemos porque juramos hacerlo y defender la vida por el resto. Y lo asumimos, nosotros los Carabineros lo asumimos”.

“Pero cuando se trata de un ataque es esta naturaleza cobarde, por sorpresa en contra de una familia, en un vehículo particular, con niños. Eso ya es de mente descerebradas que no entienden nada”, agregó.

En esa misma línea, dejó en claro que el hecho “no nos amedrenta, porque vamos a seguir haciendo nuestro trabajo. Nuestro trabajo es estar con la gente, brindar seguridad y tranquilidad”.

“Vamos a desplegar todas nuestras capacidades, no solamente por este hecho, sino por una serie de hechos que se han venido suscitando en ese sector y buscar a estas personas y colocarlas a disposición de la justicia”, cerró.

Más Noticias

Más Noticias