País

Girardi asegura que mesa de diálogo “no tiene sentido” y genera molestia UDI y RN

El timonel del Senado dijo que "nosotros sólo volveremos al diálogo cuando el Ejecutivo dé las garantías de que hay un interés real en concordar estos proyectos de ley con todos los actores", para solucionar el conflicto estudiantil.

Por:  El Dínamo

El presidente del Senado, Guido Girardi, descartó la posibilidad de abrir un diálogo en el Congreso para solucionar el conflicto estudiantil, asegurando que seguir entregando propuestas “es una pérdida de tiempo”.

Según el congresista, tras la última propuesta dada a conocer ayer por La Moneda “no están las condiciones para que sigamos convocando a un diálogo, cuando el que pone los obstáculos es el Gobierno”.

Girardi recalcó que insistir con un llamado a una mesa en el Parlamento “no tiene sentido, nosotros sólo volveremos al diálogo cuando el Ejecutivo dé las garantías de que hay un interés real en concordar estos proyectos de ley con todos los actores”.

Los dichos del timonel del Senado generaron una respuesta inmediata en la UDI y RN, donde afirmaron que los dichos del militante PPD eran una “irresponsabilidad”.

El titular de la Cámara de Diputados, Patricio Melero, expresó que “estamos al borde de caer en un diálogo de sordos que puede tener nefastas consecuencias para nuestra convivencia nacional. Este momento exige tener una actitud y una disposición distinta, de diálogo y entendimiento y no de violencia ni intransigencia“.

El timonel de la UDI, Juan Antonio Coloma, en tanto, recalcó que “un presidente del Senado jamás puede declarar inviable un diálogo, sino que tiene que buscar los espacios de entendimiento y no justificar el enfrentamiento”.

Quien tuvo una postura más crítica tras las palabras de Girardi fue el senador de RN Alberto Espina, quien calificó las declaraciones de su par del PPD como “otra más de las irresponsabilidades de la gente como Girardi, como cuando dijo que la huelga de hambre de los estudiantes era producto de la intransigencia del gobierno, un acto temerario e inductivo a generar más conflicto y menos diálogo”.

Más Noticias

Más Noticias