País

Hacinamiento y falta de comida: informe del INDH analizó las precarias condiciones de las cárceles chilenas

Un estudio del organismo señaló que en algunos penales los reos pasan 20 horas sin comer, lo que se suma a problemas en la higiene y capacidad de las celdas.

El análisis abarcó 44 de los 83 centros de detención del país. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El análisis abarcó 44 de los 83 centros de detención del país. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) entregó los resultados de su quinto estudio sobre Condiciones Carcelarias en Chile, que abordó las complicadas condiciones en la que vive la población penal del país, marcada por el hacinamiento, falta de higiene y de entrega de comidas.

En el reporte, que fue publicado por La Tercera, detalló lo que ocurre en 44 de los 83 centros de detención del país, abarcando las regiones de Valparaíso, Metropolitana, O'Higgins, Ñuble, Biobío y La Araucanía, abarcando el período del año 2019.

Entre sus puntos críticos, el análisis alertó de graves falencias en el ítem de alimentación, ya que el tiempo entre la última comida y la primera del día siguiente, puede superar las 16 horas. Incluso, en el penal de Valparaíso llega a las 20 horas.

“La calidad de la comida que recibe en su módulo es mala debido a que le ha llegado comida con pelos, plumas y fecas. Además, la comida llega fría y falta higiene en los alimentos”, señaló uno de los testimonios recogidos por el informe.

La situación es considerada óptima en recintos como Punta Peuco, Yungay y Lautaro, donde el tiempo máximo es de 14 horas, lo que no es frecuente.

La precariedad también se reflejó en materia de espacios, ya que en 11 de los penales revisados no existen camas para todos los reclusos, por lo que algunos de ellos duermen en baños, pasillos y suelo.

"Si bien existen camas para cada uno de los internos, en varias celdas hay camarotes para cuatro personas, situación que implica que quien duerme en la superior queda a centímetros del cielo de la celda", agregó el documento.

Sobre el nivel de ocupación de cárceles del país, se afirmó que entre el 2018 y el 2019 hubo un aumento, pasando de 101,5% a un 106,4%. Entre los recintos penales más afectados en esta materia están el de Taltal (265,6%), Copiapó (220,7%), ex Penitenciaría (203,8%) y Petorca (200%).

Además, el INDH afirmó que 23 cárceles no poseen acceso a servicios higiénicos permanente, esto quiere decir al interior de sus celdas, por lo que durante el tiempo que pasan encerrados en ellas deben realizar sus necesidades en baldes, bolsas u otro tipo de recipientes.

Más Noticias

Más Noticias