País

ICOVID: expertos confirman control de la pandemia, aunque advierten por nuevas variantes

El análisis de la Universidad de Chile, Universidad Católica y Universidad de Concepción señaló que se deben mantener los protocolos de ingreso de viajeros, aunque se encuentren vacunados.

Los especialistas pidieron mantener las medidas de cuidado frente al virus. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los especialistas pidieron mantener las medidas de cuidado frente al virus. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Este viernes se entregó un nuevo informe ICOVID, el que confirmó que el país ha logrado retomar el control de la pandemia de COVID-19, aunque advirtieron que las medidas de contención deben mantenerse debido al peligro latente que implica el ingreso de nuevas variantes del SARS-CoV-2.

El reporte, que fue elaborado por expertos de la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, recogió información obtenida hasta el domingo 18 de julio de 2021, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia.

En las cifras, la tasa nacional promedio de la última semana de casos nuevos por 100.000 habitantes llegó a 7,6, representando la tasa más baja en lo que va del 2021. De hecho, después de la tasa máxima de ataque de esta pandemia el 31 de mayo de 2021, las medias semanales a nivel nacional han caído ininterrumpidamente por siete semanas consecutivas.

“En términos de la carga de casos nuevos de COVID-19, estamos a nivel nacional en el mejor momento desde inicio de este año”, señaló el documento.

A nivel local, sin embargo, hay tres regiones con tasas significativamente mayores: Atacama (32,3), que supera cuatro veces la media nacional; Los Ríos (26,3) que la supera tres veces; y Arica y Parinacota (19,0), que la supera 2,5 veces.
Con respecto a la transmisión, el R efectivo promedio de la última semana a nivel nacional está en 0,81, pero llegando a valores en torno a 0,7 hacia fines de la semana. Mientras, a nivel regional, solo O’Higgins llega al color verde, con un R de 0,78.
“Luego de 16 meses desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020, se ha logrado por primera vez reducir la transmisión a valores de R efectivo por debajo de 0,8. El costo de este proceso para la población desde el punto de vista sanitario, social y económico ha sido altísimo. Sin embargo, en estos momentos de apertura y de esperanza de una mejora del panorama sanitario, es cuando más se deberían extremar las medidas de cuidado. Primero, porque la carga de infectados activos todavía es alta, y segundo, por la presencia en el país de las nuevas variantes del virus”, señaló Mauricio Lima, investigador en dinámica de poblaciones y académico de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC.

Los factores del avance

Los expertos de ICOVID apuntaron a diversos factores que permitieron que se retomara el control de la pandemia, apuntando principalmente a los avances en la vacunación y las medidas de contención para frenar los contagios y reducir el número de ingresos de pacientes a las UCI.

“Es importante continuar avanzando con la vacunación de los grupos más jóvenes, y mantener el control de fronteras para evitar un rebrote debido a las variantes, como el que se ha observado en Europa”, planteó Marcelo Olivares, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Con respecto a la capacidad hospitalaria, el informe reveló que la ocupación de camas UCI por pacientes COVID-19 ha ido disminuyendo sistemáticamente durante el último mes. De hecho, bajó desde un 73% a mediados de junio a un 49,1% en la última semana observada, llegando al nivel “verde” que no se observaba desde enero de este año. “Esto indica que la capacidad hospitalaria se encuentra en niveles más controlados, aliviando con esto el estrés al que han estado sometidos los y las profesionales de la salud durante todo el año 2021”, señalaron los especialistas.
Sin embargo, la utilización de camas UCI a nivel nacional total (considerando todas las patologías) permanece aún en niveles muy altos, a pesar de presentar una disminución de 90% a 87,5% esta última semana, manteniendo este indicador en color rojo.

Durante la última semana se observó además una disminución del 22,5% en los ingresos de personas menores de 50 años, lo que es una buena noticia considerando que este grupo de edad lideró las hospitalizaciones en la última ola. “La rápida reducción de la ocupación de camas de ese grupo etario es una muy buena noticia y sugiere que la estrategia de cuarentenas y avances en la vacunación de la población más joven ha sido fundamental para estabilizar el sistema hospitalario”, señaló el informe.

A pesar de estas buenas cifras de control de la pandemia, los integrantes de ICOVID pidieron conservar las medidas de precaución aún en la población vacunada, ya que todavía se necesitan más estudios sobre la efectividad ante las nuevas variantes, como por ejemplo la variante delta, la que está detrás del alza de casos en Europa.

En este sentido, sugirieron mantener los protocolos de aislamiento para los viajeros, incluso cuando estos estén vacuandos.

Más Noticias

Más Noticias