País

ICOVID llamó a intensificar la estrategia de testeo y trazabilidad ante aumento de contagios

Los expertos de la Universidad de Chile, Universidad Católica y Universidad de Concepción señalaron además que se deben mantener las medidas de autocuidado frente al coronavirus.

El reporte destacó que la carga hospitalaria ha permanecido baja. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El reporte destacó que la carga hospitalaria ha permanecido baja. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Los expertos de la iniciativa ICOVID llamaron a las autoridades a intensificar la estrategia de testeo y trazabilidad ante el coronavirus, esto luego que durante la última semana se detectara un incremento en la velocidad de los contagios.

En la presentación de su informe número 59, los especialistas de la Universidad de Chile, Universidad Católica y Universidad de Concepción analizaron los datos obtenidos hasta el viernes 8 de octubre, los que fueron aportados por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia.

Según el nuevo reporte, continúa el ascenso de casos en todo el país, revirtiendo la tendencia a la baja. La carga, expresada como casos de COVID-19 por 100 mil  habitantes, llega a 3,9 casos, (color amarillo), acercándonos al color naranja de 5 casos por 100 mil habitantes.

A nivel regional, prácticamente en todas las regiones se observó un aumento de casos  a fin de septiembre y una leve disminución durante los dos primeros días de octubre. Las mayores tasas de casos se presentan en las regiones de Arica-Parinacota (12), Tarapacá (8,0),  Antofagasta (6,7) y Atacama (5,6). Mientras, las más bajas son Coquimbo (2,3) O’Higgins (2,3), Biobío (2,1), La Araucanía (2,0), Los Ríos (2,2) y Los Lagos (2,3). La Región de Magallanes es la única que no presentó alza a fines de septiembre, manteniéndose con las menores tasas nacionales, en torno a 0,3 casos nuevos por 100 mil habitantes.

La tasa de transmisión (R efectivo) no alcanzó a llegar a un nivel seguro, (color verde bajo 0,80), estando prácticamente todo agosto en color anaranjado, alcanzando color rojo el 7 de septiembre y manteniéndose rojo hasta la fecha, en niveles entre 1 y 1,2, es decir, transmisión en aumento.

En cuanto al testeo, el informe mostró que el 79,7% de los exámenes de detección de SARS-CoV-2, fueron informados al Ministerio de Salud dentro de un día desde la consulta médica (color amarillo), tendencia a la mejora que se observa desde mediados de enero, cuando se incorporó el test rápido de antígeno. Por el contrario, se mantiene a la baja la proporción de personas que consultan y son identificadas de manera temprana, antes de 48 horas de iniciados sus síntomas, llegando en septiembre a valores de 50,2% (naranja).

En cuanto a la trazabilidad, la proporción de exámenes de laboratorio informados dentro de 24 horas desde notificación médica, es de un 79,7% (color amarillo), tendencia a la mejora que se observa desde mediados de enero y que está llegando al umbral verde del 80%. A nivel nacional se observan valores más bajos en la región de Tarapacá (48,6%) y Aysén (53,3%) comparado con el resto de las regiones. Valores destacables en Biobío (90,0%) y Valparaíso (85,7%).

Dentro de las cifras preocupantes, lo más rescatable es la situación de la carga hospitalaria, la que ha venido bajando sostenidamente desde mediados de junio a la fecha. Hoy se encuentra en su nivel más bajo de toda la pandemia, en torno a 16%. En todas las regiones la ocupación UCI por pacientes COVID-19 no excede el 20% (la excepción es la región de Atacama con 22%).

Al desglosar los datos de ocupación hospitalaria por edad, el informe plantea que la reducción en la ocupación de camas UCI por pacientes COVID-19 es bastante homogénea entre grupos de edad: todos disminuyeron su ocupación en 7-15% en la última semana, una disminución moderada comparada con la reducción semanal promedio de 10-20% que se produjo en agosto. Una importante mejora es la disminución en la ocupación UCI de pacientes del grupo de mayor edad, el cual se había mantenido estancado en alrededor de 450-500 camas ocupadas durante junio y julio, y que ahora se encuentra en alrededor de 100 camas UCI ocupadas (5 veces menos). 

Una posible explicación es el avance en la campaña de dosis de refuerzo para ese grupo de edad: según se indican en las cifras publicadas por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud del Ministerio de Salud, DEIS, actualmente hay 2 millones de personas sobre 60 años que ya recibieron la dosis de refuerzo (de un total de 3 millones que completaron su ciclo de vacunación)“, plantearon los investigadores.

Junto con pedir una intensificación en la estrategia de testeo y trazabilidad, los integrantes de ICOVID solicitaron a la población mantener las medidas de autocuidado como el uso constante de mascarilla, el distanciamiento físico y el lavado frecuente de manos.

Más Noticias

Más Noticias