País

ISP revisará este jueves la autorización para la vacuna de Johnson & Johnson

El organismo analizará los antecedentes de la fórmula de una sola dosis, homologando la revisión positiva entregada por la OMS.

La vacuna fue probada en Chile por la Universidad de Chile. M. DE CIENCIA/ARCHIVO
La vacuna fue probada en Chile por la Universidad de Chile. M. DE CIENCIA/ARCHIVO

El Instituto de Salud Pública (ISP) revisará durante este jueves los antecedentes para autorizar el uso de emergencia en Chile de la vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica belga Janssen, subsidiaria de la estadounidense Johnson & Johnson, la que requiere de una sola dosis para otorgar la protección necesaria contra la enfermedad.

Los expertos revisarán la seguridad y eficacia de la fórmula homologando los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dio luz verde al fármaco para incluirlo en la plataforma Covax, la que finalmente permitiría su importación al país.

“Esta vacuna ya fue revisada por expertos internacionales, entonces hacer acá, nuevamente, la medición de eficacia y seguridad sería darnos una vuelta más, por lo que nosotros vamos a aprobarla también. Sabemos que durante el segundo semestre la vacuna va a ingresar por el mecanismo Covax, entonces esto nos permite avanzar y que no perdamos tiempo cuando exista la posibilidad de traerla, y dejar pendiente solo la parte administrativa, que tiene que ver con el sitio de fabricación”, señaló Heriberto García, director (s) del ISP, a La Tercera.

La vacuna de Johnson & Johnson -que de ser aprobada por el ISP sería la quinta en estar disponible en el país-, se ha entregado masivamente en Estados Unidos y Europa y fue probada en Chile a través de ensayos clínicos realizados por la Universidad de Chile.

Los resultados de sus ensayos clínicos mostraron una eficacia general del 66,9% a los 14 días de haber sido suministrada. Para los casos severos de COVID-19, la prevención alcanza el 76,7% a las dos semanas, y sube al 85,4% en los 28 días posteriores a su inoculación.

García no descartó que esta fórmula eventualmente requiera un refuerzo, ya que “se ha visto que en las personas que cursan la enfermedad alrededor del cuarto mes empiezan a bajar los anticuerpos en forma importante, mientras que con las otras vacunas empiezan a bajar al sexto mes”, aunque precisó que “no está completamente estudiada aún la inmunidad celular histórica”.

El Gobierno había alcanzado un acuerdo con el laboratorio para su importación dentro del primer trimestre, pero las negociaciones se estancaron por la alta demanda del gobierno estadounidense, que aceleró su programa de inoculación tras la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

A través de Covax, el país debería recibir cerca de 500 mil dosis durante el mes de julio, las que según el plan del Ministerio de Salud (Minsal) deberían abarcar las zonas de más difícil acceso, cumpliendo así una misión similar a la de la vacuna de CanSino, que también ocupa una sola dosis para entregar la protección necesaria.

Más Noticias

Más Noticias