País

La economía chilena está en su peor momento desde junio de 2020

El Barómetro de la economía, desarrollado por el Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello, mostró algunos signos de mejoría en ciertas variables.

La inflación y la participación laboral mostraron una desaceleración en su empeoramiento. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La inflación y la participación laboral mostraron una desaceleración en su empeoramiento. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Este miércoles se dieron a conocer los resultados del Barómetro de la economía chilena del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Andrés Bello (UNAB), que en noviembre mostró que la situación del país está en su peor momento desde junio de 2020, aunque mostraron ciertas señales de mejoría en ciertas variables.

E análisis académico categoriza el estado actual de 20 variables  en dos términos. Primero, relativo a sus niveles históricos y, segundo, relativo de cada variable respecto a los tres meses precedentes. Allí se puntualizan cuatro cuadrantes de medición: "Bien y mejorando”, “Bien pero empeorando”, “Mal pero mejorando” y “Mal y empeorando”.

Debido a que ocho (inflación, remuneraciones reales, deuda neta del gobierno central, incertidumbre económica, confianza de los consumidores, participación laboral, valor del dólar y el IPSA) de las 20 variables que componen el instrumento cambiaron de cuadrante dentro del Barómetro, pasando de estar “empeorando” a “mejorando” al comparar con los tres meses previos

En tanto, el índice de confianza empresarial fue el único componente que se deterioró de tal manera que sufrió un cambio de cuadrante con respecto a la medición anterior correspondiente al mes de octubre, pasando de estar “mejorando” a “empeorando” en dicho período.

Los resultados anteriores se explican debido al comportamiento de dichos indicadores en el corto plazo. Así, por ejemplo, la participación laboral aumentó en 0,01 puntos porcentuales entre el trimestre móvil anterior y el último reportado por el INE

Respecto a la deuda neta del gobierno central, la última cifra publicada del trimestre abril-mayo-junio muestra una disminución desde 19,5% del PIB en enero 2022 a 18,06% en abril 2022. La inflación, por su parte, disminuyó entre agosto y septiembre de 14,1% a 13,7% y actualmente de 13,7% a 12,8%

Mejoría en terreno negativo

Aunque el índice está en una situación tan precaria como la de junio de 2020, cuando la economía se cerró debido a la pandemia de COVID-19, existen algunas señales de desaceleración en el empeoramiento de los índices.

Sobre esto, el subdirector del Instituto UNAB de Políticas Públicas, Gonzalo Valdés, señaló que “aunque seguimos en un terreno negativo, es una excelente noticia saber que la velocidad con la que se estaba deteriorando nuestra economía se contuvo en el corto plazo". 

"El dato que refleja de mejor manera esto es el de la inflación, que si bien sigue alta, bajó, lo que significa que las políticas del Banco Central están funcionando. Por supuesto que hay que esperar más períodos para asegurarnos de que el rumbo es el correcto, pero ésta es una señal muy positiva de cómo se ha movido la economía”, añadió.

El Índice Económico IPP UNAB, el cual representa un promedio de todas las estadísticas económicas estandarizadas, se continúa ubicando en el cuadrante “mal y empeorando” para el mes de noviembre, e incluso levemente peor que en octubre, pero con una velocidad de deterioro menor a la de los meses anteriores. 

“El llamado para las autoridades es a mantener el curso, puesto que las acciones que se han tomado en política monetaria y de inversión pública han sido las correctas. Lo que queda es lograr contener y superar la crisis, y para eso es necesario mantener el rumbo en el mediano plazo”, concluyó Valdés.

Más Noticias

Más Noticias