País

La minuta de la Segpres para afrontar las marchas estudiantiles

El ministerio que dirige Cristián Larroulet, elaboró un texto para que las autoridades de gobierno justifiquen sus acciones y discursos en torno a la problemática planteada por los universitarios, secundarios y el Colegio de Profesores.

Por:  El Dínamo

En medio de la agitación generada por las manifestaciones estudiantiles -prohibidas por el gobierno- el sitio El Post colgó en su web una minuta elaborada por el Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que dirige Cristián Larroulet, con los fundamentos que utiliza el Ejecutivo para justificar sus acciones y discursos en torno a la educación. A continuación algunos extractos del texto titulado “Costo Social de la Intransigencia Estudiantil”.

El Costo de las Marchas

-Desde el inicio de la movilización, en Junio, han tenido lugar cinco marchas en Santiago (y sus respectivas réplicas en regiones).

-En todas, el saldo ha sido el daño a la integridad física de las personas y a los bienes públicos y privados; graves alteraciones al orden público; impacto en el pequeño comercio instalado en los alrededores; distracción del contingente policial que protege a otras comunas; e importantes alternaciones en el tráfico de la capital del país:

Daño a la integridad de las personas

Alteración en el orden público: Más de 1000 detenidos.

Impacto a Seguridad Ciudadana: Carabineros distrae un tercio de la fuerza policial de la Región Metropolitana para cada movilización.

Daños a la propiedad privada por más de mil millones de pesos

Grave alteración al Año Académico

-Desde que se inició la movilización, hace 7 semanas, 275 mil alumnos permanecen sin asistir a clases. A la fecha se han perdido más de 60 millones de clases.

-Sin embargo, la presión de los propios alumnos y los padres y el liderazgo que han ejercido los alcaldes, han permitido que, entre el 17 de junio y el 3 de Agosto, una notable baja en el total de los establecimientos adheridos al paro.

Costo Político de la Intransigencia

-Dando una señal de clara indisposición al diálogo, antes de que transcurrieran 24 horas desde que el Ministro Bulnes les entregó la propuesta del Gobierno, los dirigentes estudiantiles y el Colegio de Profesores convocaron a nuevas movilizaciones y a un paro para el martes 9 de agosto.

-Desde el origen del movimiento, sus dirigentes han estado más interesados en extender las movilizaciones con propósitos políticos, que en obtener respuestas a sus demandas.

Continúa leyendo el Costo Social de la Intransigencia Estudiantil” en El Post.

Más Noticias

Más Noticias