País

Los descargos de la mujer que protagonizó viralizado reclamo en Maitencillo: “Me salí de madre”

La protagonista del video que se difundió durante este fin de semana explicó su malestar con los veraneantes que han llegado al balneario.

El video se difundió durante el fin de semana. CAPTURA
El video se difundió durante el fin de semana. CAPTURA

Bernardita, la mujer que se viralizó en las redes sociales tras un fuerte reclamo contra los veraneantes que llegaron al balneario de Maitencillo, en la región de Valparaíso, entregó sus descargos y admitió que reaccionó de mala manera frente a los visitantes.

En una entrevista al matinal Mucho Gusto de Mega, la protagonista del video -que insultó fuertemente a los visitantes de la localidad- explicó sus razones para quejarse de su presencia, apuntando a los ruidos fuertes y olores molestos.

“Me descontextualizaron de lo que me pasó. He ido mil veces y toda mi familia ha ido a hablar con él (el dueño). Vamos a Maitencillo de hace 70 años. Somos una familia que veraneamos todos juntos, somos puros primos y siempre hemos tenido tranquilidad”, señaló.

La mujer señaló que “donde estaba el restaurante había un bosque y de repente empezaron a cortar los árboles, y dijeron que iban a poner un kioskito para tomar café. Y el kioskito se terminó convirtiendo en el Estadio Nacional”.

“Fui en diciembre a hablar con él (dueño del local) porque estaba todo el día con la música a todo chancho, pero me empezó a hablar puras tonteras. El otro día fui porque ya era mucho. Está al lado de mi casa, se agrandó para adelante, y además tiene una terraza hacia la playa. Es una invasión que no corresponde”, expresó.

“Yo partí al restaurante muy enojada, me salí de mis casillas. Yo quería hablar con el dueño, pero se escondió y se hizo el tonto. Él fue un plomo, me empujó, entonces la gente me empezó a tratar mal y yo me defendí. Obviamente no era la forma”, complementó.

La mujer añadió que “la gente me empezó a decir ‘ándate’ porque estaban felices con la música, entonces me empezaron a tratar mal y yo me defendí”.

Más allá del momento, Bernardita manifestó que “quizá no fue la forma, me salí de madre, no tengo idea, yo tengo personalidad, qué sé yo”, aunque luego añadió que “si hubiese tenido un látigo, le hubiese pegado, porque de verdad es un porfiado. No se hace cargo”.

De todas maneras, la protagonista del video reconoció que no debió haber increpado de ese modo a los veraneantes que no conocía, lamentando además la viralización del reclamo. “Me salí de contexto, no correspondía”, comentó.

Más Noticias

Más Noticias