País

Mes del Alzheimer: casi 650 mil chilenos padecerán esta enfermedad en 2050

En todo el mundo hay más de 35 millones de personas que viven con este tipo de demencia.

Esta enfermedad comienza con lapsos de memoria y dificultad para encontrar las palabras correctas. AGENCIA UNO/ ARCHIVO
Esta enfermedad comienza con lapsos de memoria y dificultad para encontrar las palabras correctas. AGENCIA UNO/ ARCHIVO

Cada 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad y tipo de demencia que puede afectar a cualquier persona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de Alzheimer calcula que en todo el mundo hay más de 35 millones de personas que viven con la enfermedad de Alzheimer.

En Chile, unas 180.000 personas sufren de esta demencia, una cifra que aumentará a 626.000 para el año 2050.

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad cerebral progresiva caracterizada por una disminución de la memoria, el lenguaje y otras habilidades de pensamiento, así como cambios en el estado de ánimo y el comportamiento. Se trata de una patología neurodegenerativa que afecta predominantemente a los adultos mayores.

No se sabe cuál es específicamente su causa, pero estudios indican que podría deberse a una acumulación de proteínas anormales a nivel cerebral, las que impiden el correcto funcionamiento de las neuronas y su conexión entre ellas, además de producir muerte neuronal.

Comienza con lapsos de memoria

“La estigmatización y la desinformación que rodean a la demencia siguen siendo un problema mundial que requiere una acción global. Y es que previniendo la enfermedad se puede controlar al menos el 50% de los factores de riesgo”, indicó Silvia Barría, neuróloga y académica de la Facultad de Medicina UNAB, sede Viña del Mar, en conversación con EL DÍNAMO.

“Destacados investigadores señalan que solamente con un cambio en el estilo de vida, sin necesidad de usar medicamentos ni nada especial, se puede prevenir el avance de este tipo de demencia. En la prevención se recomiendan enfoques no farmacológicos, que van desde el ejercicio diario, la meditación y una nutrición adecuada”, agregó.

Según expertos, por lo general "la enfermedad de Alzheimer comienza con lapsos de memoria, dificultad para encontrar las palabras correctas para los objetos cotidianos o cambios de humor".

Luego de ello, los síntomas más frecuentes es los trastornos de memoria que se van haciendo cada vez más importantes y de manera progresiva.

Dificultades del núcleo familiar

Una de las dificultades a las cuales se enfrenta el núcleo cercano de quienes padecen Alzheimer es la vinculada al proceso de comunicación. Es por ello, que Silvia Barría entregó una serie de recomendación para que la familia del paciente enfrente este proceso de la mejor manera posible.

Paciencia para responder de forma adecuada:

Los familiares siempre se llevarán la mayor carga, por lo tanto es de vital importancia la comunicación entre los cuidadores del paciente. "Todos los miembros deben estar en la misma sintonía. Deben tratar de no hacer hincapié en el defecto que la persona tiene sino simplemente responde. Por ejemplo, si preguntan 10 veces lo mismo, responder de una forma tranquila y no de mala manera. Evitar el ‘¡Ya te lo dije! o el ¿Cómo se te olvidó?’!.

Establecer rutinas diarias:

“Cuando se cambian las rutinas, se cambian los esquemas lo que puede alterar al paciente o desorientarlo aún más, lo que genera que se angustien. Es por ello, que hay que tratar de no cambiarle el orden de las cosas ni moverlos de sus ambientes seguros”, indicó la profesional.

Cambiar el foco:

“A los pacientes con Alzheimer hay que tratarlos y cuidarlos con paciencia. Cuando haya un episodio de desorientación  o de agresividad, se debe cambiar el foco de la conversación o cambiar de ambiente, aunque avalando la molestia o el cómo se pueden sentir la persona enferma".

Mantener controles médicos al día:

Cualquier cosa pequeña los desajusta. Una infección urinaria, un resfrío o algo pequeño puede provocar graves descompensaciones, por lo que los cuidados médicos son imprescindibles. Las personas con Alzheimer se tornan más frágiles por lo que hay que tener más cuidado con sus necesidades”.

Más Noticias

Más Noticias