País

Minería: ¿Cuáles son las nuevas tecnologías que se están probando para la recuperación de agua?

Con un peso de 16 toneladas y casi 5 metros de altura, el equipo Mud Master- en apariencia muy similar a un tractor- es la última apuesta de Anglo American para acelerar el proceso de compactación de los relaves y con ello hacer un uso más eficiente del recurso hídrico.

Este equipo, que ya se encuentra en operación en el depósito de relaves de Las Tórtolas en Colina, es el primero de su tipo en el país.
Este equipo, que ya se encuentra en operación en el depósito de relaves de Las Tórtolas en Colina, es el primero de su tipo en el país.

Como parte de un proyecto piloto, el equipo Mud Master que diseñó la compañía australiana Phibion especialmente para Anglo American y su uso en relaves de cobre, opera de tal manera que permite acelerar el proceso de compactación de relaves, lo que se traduce finalmente en una importante mejora en cuanto a la recuperación del agua.

Pero ¿cómo lo hace? Según explicó Marco Miranda, gerente general de Phibion para Brasil, Perú, Bolivia y Chile, a EL DÍNAMO, el Mud Master cuenta con “dos joysticks que tienen accionamiento hidráulico y que son los que generan los movimientos que define el operador desde la cabina. El equipo tiene un motor Caterpillar, y este alimenta un sistema de bombas hidráulicas que hacen el movimiento del equipo. Entonces, el equipo se mueve a través de un sistema hidráulico que alimenta el instrumento rodante que se llama Scroll, que es como un tornillo gigante que hace el movimiento del equipo para adelante, para atrás o hacia los lados, hacia donde el operador desee trabajar”.

“De esta manera, se usa el peso del equipo y su velocidad para comprimir y realizar un esfuerzo en el piso y, como consecuencia de ese esfuerzo y movimiento; liberamos agua, que luego el equipo direcciona hacia una laguna o hacia un sistema de bombas. En el caso específico de Anglo American, nosotros vamos a direccionar esa agua hacia la laguna que hay dentro del tranque (Las Tórtolas)”, agregó Miranda.

Este equipo, que ya se encuentra en operación en el depósito de relaves de Las Tórtolas en Colina, es el primero de su tipo en el país, pero apunta a convertirse en una herramienta esencial a la hora de hacer un uso más eficiente del agua en relación con los relaves. De hecho, según el ejecutivo de Phibion, hay otras compañías en Chile atentas al resultado de este proyecto de Anglo American, con miras a implementar también esta innovadora tecnología en un futuro cercano.

Este piloto que está llevando a cabo Anglo American en alianza con el Centro Nacional de Pilotaje para la Minería tendrá una duración aproximada de un año, y cubrirá un área de prueba inicial de 300 hectáreas al interior de la cubeta del tranque.

“En las operaciones mineras, el agua utilizada en el proceso queda finalmente contenida en los relaves o se pierde por la evaporación, y gracias a este equipo podremos mejorar la eficiencia en el manejo del agua, al incrementar los indicadores de recirculación y efectuar la compactación de los relaves en menor tiempo”, destacó Rodrigo Subiabre, vicepresidente de Tecnología e Innovación de Anglo American

Medición y expectativas

Este ambicioso proyecto piloto se puso en marcha el pasado 12 de octubre y, para que fuese una realidad no solo hubo que traer el Mud Master a Chile, sino que también, como toda innovación, Anglo American tuvo que trabajar en el diseño de operación del equipo.

“Nosotros estimamos que nos va a tomar unos 90 días poder evaluar los primeros índices y pasadas del equipo. Hay una estimación de que se puede recuperar el 30% del agua que el equipo desplaza, y luego se puede llevar a la laguna que tenemos y volver a usarla. No sabemos cuánto va a desplazar el equipo, pero nosotros estimamos que si se logra bajar un metro el área donde trabaja, va a ser bastante efectivo”, detalló Subiabre a EL DÍNAMO.

Y en la tarea de las mediciones, Anglo American contará con la colaboración del Centro Nacional de Pilotaje para la Minería, entidad que, precisamente, tiene como propósito validar tecnologías asociadas a este rubro, ya sea en términos de desempeño, producción, costos, pero también en cuanto a seguridad.

“En este caso, hemos participado en el proceso de preparación de esta prueba, hemos acompañado técnicamente a Anglo American en este proceso. Hicimos un programa de control, que ya lo revisó Anglo American, y en cualquier minuto vamos a partir haciendo el monitoreo de las variables que promete esta tecnología. Entonces, en los próximos tres meses, apenas partamos con el monitoreo, vamos a tener un reporte respecto a cómo funcionó la tecnología en relación con los objetivos esperados de recuperación de agua”, explicó Patricio Aguilera, gerente general del Centro Nacional de Pilotaje para la Minería, a EL DÍNAMO.

En esa línea, y a través de la implementación de sensores que permitirán medir cuánto es el volumen de agua desplazado producto de la acción mecánica que produce el equipo, se realizarán los respectivos análisis sobre el comportamiento y la eficiencia del Mud Master en terreno, comparándolo con los resultados actuales.

“Las compañías mineras, y en particular Anglo American, están haciendo esfuerzos muy importantes para incluir tecnologías más sustentables y más amigables con el medio ambiente. De igual manera, están trabajando fuerte con respecto a todo lo que es reducción de los gases de efecto invernadero; ejemplo de ello fue la planta de Hidrógeno Verde que puso en marcha Anglo American. Y muchas de estas tecnologías hay que validarlas para que funcionen bien”, concluyó Aguilera.

Más Noticias

Más Noticias