País

Ministra Siches se reunió con padre de carabinero asesinado en Chillán

La ministra del Interior llegó hasta la región de Ñuble en representación del presidente Gabriel Boric para extender sus condolencias a la familia de Breant Rivas.

La ministra durante el encuentro con el padre de Breant Rivas. DELEGACIÓN REGIONAL ÑUBLELa ministra durante el encuentro con el padre de Breant Rivas. DELEGACIÓN REGIONAL ÑUBLE
La ministra durante el encuentro con el padre de Breant Rivas. DELEGACIÓN REGIONAL ÑUBLE

La ministra del Interior, Izkia Siches, se reunió durante la noche del jueves con el padre del carabinero Breant Rivas Manríquez, quien fue asesinado tras un control vehicular y posterior persecución en la ciudad de Chillán, en la región del Ñuble.

El encuentro, que fue de carácter reservado, contó con la presencia del general director de la institución, Ricardo Yáñez, y del delegado presidencial del Ñuble, Claudio Ferrada.

La secretaria de Estado comentó posteriormente que llegó a la zona en representación del presidente Gabriel Boric, para extender sus condolencias y la del Gobierno a la familia del policía uniformado. 

“Hemos venido en representación del presidente de la República, Gabriel Boric Font, a extender nuestras más sentidas condolencias a la familia de Breant Rivas Manríquez, carabinero de 23 años que ha muerto en servicio. Lamentamos y extendemos nuestras más sentidas condolencias a su familia, amigos y a toda la institución de Carabineros”, señaló la ministra.

Siches señaló además que “como Gobierno, además, nos hemos comprometido en seguir avanzando en una agenda que ponga freno a la delincuencia y a las armas de fuego. Necesitamos disminuir el poder de fuego de los delincuentes y seguiremos trabajando por Breant y por tantos más”.

El carabinero murió luego de realizar un control policial en un sector residencial de la ciudad, el que terminó en disparos por parte de uno de los individuos, que fue abatido por otro de los integrantes de la patrulla.

Uno de los tiros impactó a Rivas, quien fue trasladado rápidamente al Hospital Herminda Martín, donde finalmente falleció mientras era atendido.

El nuevo mártir de la policía uniformada era oriundo de la comuna de Renaico (La Araucanía), era soltero y tenía un pequeño hijo de dos meses de vida. Hace un poco más de dos años había ingresado a la institución.

Más Noticias

Más Noticias