País

Ministra Yarza defiende extensión de vacaciones: "Es una medida preventiva"

La titular de Salud justificó la medida, la que había sido vista con distancia por la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP).

La ministra aseguró que la experiencia chilena demuestra que las hospitalizaciones caen durante las vacaciones de invierno. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La ministra aseguró que la experiencia chilena demuestra que las hospitalizaciones caen durante las vacaciones de invierno. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La ministra de Salud, Begoña Yarza, justificó durante este miércoles el adelanto y extensión por una semana adicional de las vacaciones de invierno, en medio del aumento sostenido de las hospitalizaciones pediátricas por la circulación del virus sincicial.

La secretaria de Estado salió al paso de los cuestionamientos a la medida, que según algunos apoderados y expertos cortaría el proceso de recuperación de aprendizajes tras dos años de cierre de escuelas por la pandemia de COVID-19. También habló sobre la postura de la Comisión Nacional de Respuesta Pandémica (CNRP), que se mostró reacia a la extensión de las vacaciones.

“Nosotros somos parte como Ejecutivo y en un 95% de las recomendaciones que nos hacen, nosotros hemos concordado con ellos, pero nosotros también tenemos la responsabilidad de tomar las decisiones y ser transparentes con éstas”, expresó la autoridad a Radio Cooperativa.

Por el fondo de la medida, la ministra reiteró que se trata de una acción “preventiva”, detallando que “de hace 10 semanas estamos reconvirtiendo en UCI el 100% de camas, doblamos el número de camas que había en abril y principios de mayo; y lo que hemos visto que lo que habilitamos se llena dejando poco margen”.

“Los virus respiratorios se adelantaron este año, y necesitábamos adelantar las vacaciones para lograr llegar (con respuesta) antes de que tengamos el peak (...) que lo más probable es que sea desde el 26 de junio, por lo menos dos a tres semanas”, agregó.

Yarza también comentó que el anuncio se entregó con varias semanas de anticipación, ya que “la literatura dice que el receso escolar tiene mejor rendimiento cuando se hace programado (...) Es mucho mejor anticiparnos que llegar a una medida ex post”.

“La experiencia chilena, mirando 2017, 2018 y 2019, (dice) es que cuando hay período de vacaciones caen en un porcentaje no despreciable la cantidad de hospitalizaciones, de atención y asistencia de urgencia, y de circulación del VRS e influenza”,  manifestó.

De acuerdo al nuevo calendario, las vacaciones de invierno comenzarán el 29 de junio y terminarán el 25 de julio. La medida regirá en todas las regiones del país, excepto en Aysén y Magallanes, donde el descanso se extenderá entre el 7 de julio y el 1 de agosto.

Más Noticias

Más Noticias