País

Minsal aseguró que durante esta semana tendrá los test para detectar casos de viruela del mono

El ministro (s) de Salud, Cristóbal Cuadrado, señaló que el país “está preparado” para enfrentar la eventual llegada de la enfermedad.

El subsecretario Cuadrado informando sobre la capacidad diagnóstica por la viruela del mono. AGENCIA UNO
El subsecretario Cuadrado informando sobre la capacidad diagnóstica por la viruela del mono. AGENCIA UNO

El Ministerio de Salud (Minsal) afirmó este martes que durante la semana contará con la capacidad diagnóstica para testear los posibles casos de viruela del mono, enfermedad que lleva más de 100 afectados en todo el mundo y que mantiene en alerta a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Durante la entrega del balance COVID-19, el ministro (s), Cristóbal Cuadrado, aseguró que el país “está preparado” para enfrentar el posible arribo de esta viruela, que ya cuenta con un caso sospechoso en Argentina.

“Hemos estado trabajando intensamente durante esta y la semana anterior para generar el trabajo coordinado con todas las redes asistenciales públicas y privadas, circulares con definiciones de casos sospechosos y el trabajo con el ISP para tener capacidad de diagnóstico a través de la técnica de PCR que se utiliza para este virus”, señaló.

Cuadrado agregó que “en conjunto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) vamos a tener disponible a contar de los próximos días, esta semana, capacidad de confirmar casos en caso que aparezcan casos sospechosos”.

La viruela del mono y sus síntomas

La viruela del mono es una enfermedad rara y poco frecuente, que se presenta en selvas tropicales de África Central y Occidental, salvo brotes esporádicos en otras regiones del mundo. La también llamada viruela símica se detectó primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo (denominada en aquel entonces Zaire) en un niño de nueve años, en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968.

La transmisión puede ser a través de los animales mencionados, pero también de persona a persona por contacto estrecho. Puede ser a través de secreciones de las vías respiratorias o lesiones en la piel de una persona infectada. Asimismo, puede ser por contacto indirecto con materiales contaminados por fluidos o lesiones. En tanto, la transmisión por gotículas respiratorias requiere contacto prolongado (mayor riesgo en integrantes de la familia de un caso).

Su incubación es de 5 a 21 días. Hasta los primeros cinco días se puede presentar fiebre, dolor de cabeza, cansancio y aumento en volumen de los ganglios linfáticos. De 1 a 3 días después del comienzo de la fiebre comienza el exantema: primero manchas rojas, luego pápulas o vesículas que luego forman pústulas, evolución que demora diez días. Tienden a concentrarse en la cara (95%) y en las palmas de las manos y planta de los pies (75%). Las lesiones van evolucionando todas en la misma etapa, su duración es de 14 a 21 días.

Más Noticias

Más Noticias