País

Minsal rectificó denuncia por supuestas torturas en Hospital Psiquiátrico de Valparaíso

La ministra Begoña Yarza entregó un oficio a la Fiscalía, en donde afirmó que una calificación jurídica de los hechos con el artículo 150 A del Código Penal “parece improcedente”.

La cartera se enfrentó con el Colegio Médico tras la presentación de la denuncia. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La cartera se enfrentó con el Colegio Médico tras la presentación de la denuncia. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Ministerio de Salud (Minsal) rectificó la denuncia que presentó hace algunos días en contra del Hospital Psiquiátrico del Salvador de Valparaíso, la que generó la primera disputa pública del Gobierno con el Colegio Médico.

En una primera instancia, la cartera liderada por la ministra Begoña Yarza presentó antecedentes ante la Fiscalía de Valparaíso por la eventual realización de intervenciones de terapia electroconvulsiva (TEC) sin anestesia, lo que está fuera de toda normativa clínica.

En la acusación, la autoridad mencionó que los hechos descritos “se asemejan a la figura típica y antijurídica de tortura consagrada en el Artículo 150 A del Código Penal”, por lo que solicitó una investigación.

La acusación por supuestas torturas en el recinto provocó la molestia del gremio, que afirmó que las acusaciones “no se fundamentan en lo que acontece en el hospital”. Además, los médicos señalaron que con ella “se transfiere la responsabilidad de las carencias de más de 40 años de abandono de la salud mental en Chile a los equipos de salud”.

El nuevo oficio

Tras días de controversia, la ministra Yarza envió un nuevo oficio al Ministerio Público, en donde entregó mayores detalles sobre el contexto de los acontecimientos, rectificando la calificación jurídica descrita anteriormente.

“Luego de reunirme con trabajadores de la salud mental del Hospital en cuestión y obtener mayor detalle del contexto en el que se circunscribieron los hechos, me parece pertinente hacerle llegar este informe, pues describe las condiciones de precariedad en cuanto a infraestructura, equipamiento y procesos en que se han desarrollado la práctica clínica en el referido establecimiento, en medio de las cuales habrían tenido lugar los hechos denunciados en el oficio del antecedente”, señaló la ministra, según el texto publicado por La Tercera.

La secretaria de Estado añadió que todos estos datos resultan fundamentales “como para una calificación jurídica distinta a lo dispuesta en el artículo 150 A del Código Penal, ya que a la luz de los nuevos antecedentes que acompaño, esta me parece improcedente”.

Más Noticias

Más Noticias