País

Mujer que llegó con la variante delta a San Javier quedó con arraigo nacional

La primera paciente detectada con la variante del COVID-19 en Chile fue formalizada por el delito de atentado contra la salud pública.

El Ministerio Público también formalizó a la hermana y el cuñado de la paciente. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El Ministerio Público también formalizó a la hermana y el cuñado de la paciente. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Juzgado de Garantía de San Javier, en la región del Maule, decretó arraigo nacional en contra de la primera paciente detectada con la variante delta de COVID-19 en Chile, tras ser imputada por el delito de atentado contra la salud pública.

La fiscalía local formalizó a la mujer, quien llegó desde Estados Unidos al funeral de su padre, y que según lo expuesto por el Ministerio de Salud (Minsal) no respetó la cuarentena que debía mantener junto con los integrantes de su grupo familiar, mintiendo sobre las actividades que realizó en la investigación epidemiológica.

El persecutor Patricio Caroca explicó que “tal como se les indicó en correos electrónicos, así como también en resoluciones sanitarias que regulan las cuarentenas, estas personas no debían mantener ningún tipo de contacto que implique terceras personas”.

Sin embargo, el fiscal relató que la imputada junto con un acompañante se detuvieron en su ruta entre Santiago y San Javier, entrando a un local de comidas de un servicentro y conversando con otras personas.

Caroca añadió que la mujer “vulneró esta burbuja sanitaria que pretende controlar la propagación del virus”, al acudir sin permiso a la ceremonia fúnebre de su padre, quien justamente falleció por coronavirus. También destacó que la acusada es enfermera, por lo que conocía los riesgos que conllevaba su accionar.

Con estos antecedentes, el tribunal determinó que tanto la paciente cero de la variante delta como su hermana y cuñado debían quedar con arraigo nacional, decretando dos meses para la investigación.

Más Noticias

Más Noticias