País

"No me compete pronunciarme": ministra de Justicia evita calificar a Celestino Córdova como un preso político o un homicida

Marcela Ríos también aseguró que para el Gobierno el indulto a los presos del estallido social es prioritario a pesar de la falta de votos en el Senado.

La secretaria de Estado fue consultada sobre los beneficios el beneficio carcelario que recibió el condenado por el caso Luchsinger Mackay. AGENCIA UNO/ARCHIVOLa secretaria de Estado fue consultada sobre los beneficios el beneficio carcelario que recibió el condenado por el caso Luchsinger Mackay. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La secretaria de Estado fue consultada sobre los beneficios el beneficio carcelario que recibió el condenado por el caso Luchsinger Mackay. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Equipo El Dinamo

La ministra de Justicia, Marcela Ríos, evitó calificar como un preso político o como un homicida al machi Celestino Córdova, quien fue condenado por el crimen del matrimonio Luchsinger Mackay en 2013.

La secretaria de Estado habló sobre el tema luego que Gendarmería otorgara el beneficio de salida dominical y trimestral, en medio de la molestia de los familiares de las víctimas.

“Solidarizamos y empatizamos con la familia Luchsinger MacKay por el horrible crimen. Pero es importante que se sepa que cuando se otorgan beneficios no es un mensaje político, porque es una decisión técnica donde nosotros no participamos”, expresó a El Mercurio.

Ríos también respondió por la visita del jefe de asesores de la Subsecretaría de Justicia, Juan Pablo Ciudad, al machi en el centro de detención Vilcún durante la segunda semana de marzo.

“Dentro de la información que el ministro Larraín me entregó en el traspaso estaba el proceso que se había impulsado de diálogo entre este ministerio y el machi Celestino Córdova, producto de una prolongada huelga de hambre, donde hubo intervención del Alto Comisionado de DD.HH., del INDH, donde se tomaron acuerdos respecto de su encarcelamiento, como por ejemplo, se aprobó su solicitud para tener ceremonias religiosas indígenas. Y también se comprometió el ministerio a realizar un proceso de consulta indígena, que debe ser realizado en diálogo con las personas indígenas privadas de libertad”, señaló.

Al ser consultada sobre si consideraba a Córdova como un preso político o un homicida, la ministra manifestó que “no me compete pronunciarme respecto de la calificación específica que tengan los casos”.

“Creo que como Estado tenemos un conflicto con el pueblo mapuche que genera conflictividad y que genera protestas. La Corte Interamericana de DD.HH. ha emitido diversos fallos a lo largo de las últimas décadas, donde en algunos casos Chile ha sido condenado producto de la forma de manejar la conflictividad con el pueblo mapuche. Ahora, no me compete estar calificando el estatus de cierto preso”, complementó.

Por su falta de pronunciamiento, la secretaria de Estado manifestó que “siempre tenemos que empatizar con las personas que han sido víctimas de todos los delitos, poder acercar la justicia a las víctimas, al mismo tiempo que cumplimos con los estándares de DD.HH. Pero empezar a opinar respecto de cada caso me parece que no es algo que corresponda a mi rol hoy día”.

Avance del indulto

La ministra de Justicia también habló sobre el proyecto de indulto para los presos el estallido social, el que no ha podido avanzar en el Senado por la falta de votos para su despacho.

“El Gobierno le puso urgencia a este proyecto justamente porque es un compromiso, una prioridad, pero también sabemos que no contamos con todo el apoyo que necesitamos en el Senado para que se apruebe en la sala”, comentó.

Ríos añadió que “estamos en una ronda de conversaciones; yo he hablado ya con muchos senadores y senadoras de distintas bancadas, para ver si logramos tener alguna fórmula alternativa o poder mejorar lo que tenemos hoy día. Sigue estando en nuestra agenda”.

Más Noticias

Más Noticias