País

Óscar Rementeria: “Carabineros ha sido tremendamente hipócrita al salir con la bandera de la diversidad”

El vocero del Movilh se refirió al revuelo que causó la institución al poner la bandera de la diversidad sexual en sus vehículos durante la celebración de la Marcha del Orgullo.

Oscar Rementería se refirió a la discriminación en nuestro país, la muerte de Daniel Zamudio y los avances antidiscriminación. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
Oscar Rementería se refirió a la discriminación en nuestro país, la muerte de Daniel Zamudio y los avances antidiscriminación. AGENCIA UNO/ARCHIVO.

Cerca de 80 mil personas se congregaron el pasado sábado en la Alameda para celebrar la Marcha del Orgullo y apoyar las demandas de las diversidades y disidencias sexuales. Lo hicieron pacíficamente bailando al ritmo de la música, cantando y enarbolando banderas multicolores.

Todos los años se realiza esta actividad que convoca hombres, mujeres, niños y familias enteras, pero éste tuvo una conmemoración especial: los diez años de la muerte del joven Daniel Zamudio, quien fue víctima de un crimen de odio. Los asistentes a esta fiesta multicolor también solicitaron la derogación del artículo 365 del Código Penal, que fija una edad de consentimiento cuatro años mayor para los homosexuales en relación a los heterosexuales, lo que han considerado “altamente discriminatorio”.

Aún cuando al interior del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) han valorado los grandes avances que se han concretado en relación al objetivo de lograr una sociedad más tolerante, respetuosa y no discriminatoria, como la ley de unión civil y la ley de identidad de género, “todavía queda mucho por avanzar”, según Oscar Rementería, vocero de esa organización, quien aclara que aún faltan las indicaciones necesarias para que "la ley Zamudio pueda operar en Chile de manera fácil y expedita para todas las personas”.

Rementería reitera que esa ley es un avance significativo, pero se debe perfeccionar y crear una institución pública que vele por su aplicación. 

“Hay que considerar que la discriminación en nuestro país es cultural e histórica, siempre nos ha acompañado y los factores culturales son los que más cuesta cambiar en una sociedad. Por lo mismo, no necesitamos sólo leyes sino también en invertir en educación, capacitación e información para que este sesgo histórico que arrastramos como una pesada mochila sea radicado en las futuras generaciones. Eso toma tiempo y recursos”, advierte y reconoce que ha habido una baja en las denuncias por homofobia en los últimos meses. “Es que cuando hay discriminación, la sociedad reacciona, lo que es un gran respaldo ya que hace que las personas que estaban acostumbradas a discriminar lo piensen dos veces antes de hacerlo y que las que son víctimas, no se callen y denuncien”.

Carabineros en la marcha

Durante la Marcha del Orgullo, Carabineros presentó una patrulla con los colores de la diversidad sexual, lo que llamó mucho la atención tanto de los asistentes como de los usuarios de Twitter, red social donde esa institución dio a conocer su iniciativa. 

Oscar Rementería hace notar que no es la primera vez que Carabineros aprovecha estas fechas que son importantes para la diversidad sexual para lavar su imagen respecto al tema. 

“Precisamente en esa institución donde se producen las situaciones de mayor discriminación y vulnerabilidad, pero en realidad no hacen cambios importantes. Por ejemplo, no han hecho capacitación a sus funcionarios, lo que debería ser una obligación institucional. Por otro lado, no tienen procedimientos al interior de la institución ni tampoco en la prestación de sus servicios. Recibimos constantemente denuncias de personas que han sido víctimas de discriminación por parte de civiles en la vía pública y que cuando van a hacer la denuncia en una comisaría son nuevamente revictimizadas con comentarios denigrantes por parte de funcionarios que toman las declaraciones. No han movido un dedo para cambiar esa realidad”, manifiesta el vocero del Movilh a la vez que asegura que cuando han denunciado hechos de esa naturaleza al Departamento de Derechos Humanos de Carabineros, “simplemente ha resultado una pérdida de tiempo. Por ello, la institución ha sido tremendamente hipócrita al salir con la bandera de la diversidad cuando no ha sido capaz siquiera de tener un plan de capacitación para sus funcionarios”, concluye.

Respecto a la primera mujer trans que fue aceptada en Carabineros, Rementería también calificó el hecho como un lavado de imagen. “Cuando una institución es seria y quiere generar cambios al interior de sus filas, lo que hace es implementar planes de formación, información, capacitación. Es cosa de preguntar cuántos carabineros se han capacitado en el tema desde el 2012. No han implementado ningún programa serio”, reiteró enfático.

También se refirió al acercamiento que también han tenido muchas empresas al tema, sobre todo en la publicidad. “Ellas ven que allí hay un mercado donde también pueden ofrecer sus bienes y servicios, ya que es mucho más atractiva una empresa que respeta la diversidad. Desgraciadamente, en muchos casos se trata de una estrategia de marketing vacía. Sin ir más lejos el año pasado los tres equipos de fútbol más importantes se manifestaron en sus redes sociales en contra de la discriminación y hasta ocuparon los colores del arcoíris, pero ninguna de ellos se ha comunicado con nuestra organización u otra de la diversidad sexual para darle una charla del tema a los futbolistas. Se suben al carro de la victoria pero el resto del año no son capaces de contestar el teléfono”, manifestó con energía.

Corrientes conservadoras

En los últimos años, la comunidad LGTBIQ+ han tenido que enfrentar gobiernos conservadores en países como Estados Unidos, durante la época de la presidencia de Donald Trump y actualmente en Brasil, con un primer mandatario como Jair Bolsonaro, quien ha llamado la atención por declaraciones como “Tenemos que dejar de ser un país de maricas” o que “No podemos dejar que Brasil sea el paraíso para el turismo gay”. 

Ante esa realidad, Rementería cree que un camino para evitar esas visiones es darle más herramientas a las democracias para que más personas participen activamente en política. “Esa es la única forma en que se les puede derrotar”.

-¿Cómo vocero, cuál es el mayor desafío que te ha costado enfrentar?

-Sin duda la muerte de Daniel Zamudio, que ocurrió cuando estaba recién ejerciendo como vocero. Acompañar a Daniel y a la familia fue una de las situaciones más fuertes que me tocó enfrentar.

-Estuviste en el partido Amplitud. ¿Cómo fue lidiar en el Movilh y Amplitud? ¿Sentiste alguna tensión?

No me generó ninguna tensión porque el Movilh es catalogado como una organización de izquierda y el hecho de que participara en un partido de centro derecha enviaba un mensaje de transversalidad política a nuestra organización y afirmaba que en el Movilh caben todas las posturas. 

-¿Sentiste esa misma apertura de parte del colectiva LBGTIQ+?

No, en los partidos políticos de derecha corte más liberal o de centro y donde participan personas de la diversidad sexual, que están haciendo una tremenda labor para erradicar la discriminación.  Gente más a la izquierda de la diversidad sexual en ocasiones me han increpado en las marchas.
 

Más Noticias

Más Noticias