País

PDI detiene a matrimonio haitiano por obligar a joven a trabajos domésticos forzosos

Tras cumplir 18 años, la víctima pudo fugarse y poder presentar la denuncia y permitir la detención de sus captores. 

Junto con ello, no dejaron que la niña tuviera interacción con el entorno social en el que se encontraban, además de no permitir que asistiera al colegio. PDIJunto con ello, no dejaron que la niña tuviera interacción con el entorno social en el que se encontraban, además de no permitir que asistiera al colegio. PDI
Junto con ello, no dejaron que la niña tuviera interacción con el entorno social en el que se encontraban, además de no permitir que asistiera al colegio. PDI

La Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a un matrimonio por su responsabilidad en mantener sometida a una joven para que realice labores domésticas de manera forzada.

Según la Brigada Investigadora de Trata de Personas, los involucrados captaron en su país, en 2012 captaron, a una niña de 10 años, coaccionándola mediante violencia para realizar labores domésticas.

La pareja, que será imputada por trata de personas con fines de trabajos forzados y/o servidumbre o prácticas análogas a la esclavitud, llegó a Chile en 2016, registrando a la niña como su hija, usando documentos falsos.

El subprefecto José Contreras precisó que “en horas de la mañana se produjo la detención de dos ciudadanos haitianos, residentes en el territorio nacional, quienes luego de un largo proceso investigativo, se determinó su responsabilidad en el delito de trata de personas con fines de trabajo forzado y prácticas análogas a la esclavitud”.

Junto con ello, no dejaron que la niña tuviera interacción con el entorno social en el que se encontraban, además de no permitir que asistiera al colegio. 

En 2016, la pareja habría logrado trasladarse a Chile, siendo aún la menor sometida constantemente a estas prácticas de servidumbre por medio de la violencia, incluso no permitiéndole la interacción con el entorno social ni la escolarización. 

Contreras detalló que "se trataba de una niña adolescente, de corta edad. Esto es algo que va contra la Convención Internacional de los Derechos del Niño, y principalmente del interés superior. Dejó de estar escolarizada, llegó solamente hasta séptimo básico, por lo tanto, claramente en nuestro país esto constituye un hecho de total gravedad". 

Tras cumplir 18 años, la víctima pudo fugarse y poder presentar la denuncia y permitir la detención de sus captores. 
 

Más Noticias

Más Noticias