País

PIB de Chile creció 17,2% en el tercer trimestre, su segunda mayor alza histórica

El Banco Central explicó que entre las principales razones para el alza están la apertura de la economía, los apoyos a empresas y familias, los retiros previsionales y la baja base de comparación.

El comercio y consumo impulsaron la expansión de la economía. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El comercio y consumo impulsaron la expansión de la economía. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Banco Central entregó este jueves su Informe de Cuentas Nacionales, que mostró una fuerte alza del Producto Interno Bruto (PIB) de Chile para el tercer trimestre, el que se elevó al 17,2%, siendo la segunda cifra más alta de la historia desde que el ente emisor comenzó con su medición, en 1986.

El alza se mantiene en línea con lo mostrado en el trimestre anterior (abril-junio), cuando la actividad económica se expandió en un 18,1%.

Entre los factores que explican esta alza del PIB en el tercer trimestre, el Banco Central puntualizó que es un reflejo de una mayor apertura de la economía, las medidas económicas de apoyo a los hogares y empresas, los retiros parciales de los fondos previsionales y a una baja base de comparación.

La actividad económica fue impulsada por la demanda interna, en particular por el consumo de los hogares. En tanto, las exportaciones netas incidieron negativamente en el resultado anterior, producto de mayores importaciones y un crecimiento acotado de las exportaciones. Acorde con cifras con ajuste estacional, el PIB evidenció una aceleración de 4,9% respecto del trimestre anterior.

El alza fue liderada por los servicios, donde se observó un alza generalizada de todos sus componentes, destacando los servicios personales y empresariales. Adicionalmente, comercio y construcción también contribuyeron al crecimiento del PIB.

“El gasto en servicios y bienes no durables fueron los principales impulsores. En el primer caso, el aumento se explicó por los servicios de salud, restaurantes y hoteles y transporte, mientras que en el segundo destacó el gasto en vestuario y alimentos, bebidas y tabaco. A su vez, el consumo de bienes durables también aumentó, aunque con una incidencia menor, liderado por automóviles, electrodomésticos y productos tecnológicos”, precisó la entidad.

En contraste, la minería se redujo respecto del segundo trimestre, compensando parcialmente lo anterior. La actividad agropecuaria también registró retrocesos en comparación al año pasado.

Más Noticias

Más Noticias