País

Para qué sirve el “aire” en las bolsas de papas fritas

Este componente tiene como finalidad evitar que el oxígeno reaccione con las frituras, lo que extiende su vida y calidad, además de proteger el contenido de los impactos.

Este método de envasado no busca engañar al cliente, sino proteger el producto.
Este método de envasado no busca engañar al cliente, sino proteger el producto.

Luego que dos diputados UDI enviaran un oficio al Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) para que realice un estudio respecto al “aire” que contienen las bolsas de papas fritas, la directora del departamento de Inocuidad Alimentaria de la Universidad de Talca, explicó a EL DÍNAMO qué es realmente lo que contienen los envases de snacks.

“Los productos no son envasados con aire, sino con nitrógeno y su uso es para que los alimentos se puedan preservar y así evitar que no haya problemas de contaminación dentro de los envases”, explicó Ana Karina Peralta.

“El nitrógeno se usa en todos los snacks”, agregó la académica, quien a su vez destacó que este método de envasado no busca engañar al cliente, sino proteger el producto.

Un artículo de AS, especificó que el aire al interior de las bolsas contiene “una mezcla de oxígeno, dióxido de carbono y, sobre todo, nitrógeno. Todos elementos inodoros, incoloros e insípidos, por lo que no afecta al sabor de las papas fritas”.

Por otro lado, la mezcla de estos gases también ayuda a proteger las bolsas de impactos, sobre todo durante su transporte, y evita que solo queden migas y puedan conservar su tamaño. Es decir, el aire de las bolsas cumple una doble función que es conservar el producto y protegerlo frente a los golpes.

“Cada vez traen más aire”

Los diputados de UDI Cristhian Moreira y Enrique van Rysselberghe pidieron al Sernac que realice una investigación respecto al contenido de las bolsas de papas fritas y snacks que se comercializan en el mercado y así confirmar “si estos contienen o no la cantidad indicada en el envase”.

Según los parlamentarios, los envases “cada vez traen más aire” que el producto mismo.

“Cuando compramos un producto de estos, como papas fritas, por ejemplo, nos vamos con la imagen de que viene lleno por el tamaño del empaque, pero en la realidad están hasta la mitad o un poco más de la mitad del envase y por el mismo precio”, señaló el diputado Moreira sin mostrar datos para sustentar su reclamo.

En ese sentido, la académica de la Universidad de Talca explicó que “en general, los envases siempre tienen un contenido neto y otro en general. Lo neto es la cantidad específica de papas fritas que hay en un envase y el peso de nitrógeno es ínfimo. En estos casos, no existe ningún tipo de fraude económico ya que el envase especifica el peso neto del producto”.

Más Noticias

Más Noticias