País

Pobreza, desempleo y migración: la huella de la CAM en Lumaco, la comuna con más ataques en 2022

El alcalde Richard Leonelli relató a EL DÍNAMO la situación por la que atraviesa Lumaco, presa histórica y actual de los atentados de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM). 

Lumaco, la comuna que más atentados en la Macrozona Sur, está viviendo un fenómeno de migración y desempleo por la acción del terrorismo AGENCIA UNO/ARCHIVO
Lumaco, la comuna que más atentados en la Macrozona Sur, está viviendo un fenómeno de migración y desempleo por la acción del terrorismo AGENCIA UNO/ARCHIVO

Lumaco, emplazado en la Provincia de Malleco, Región de La Araucanía, tiene una historia muy ligada a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM). Esta organización se adjudicó en 1997 su primer atentado en la zona y, actualmente, esta comuna sigue siendo blanco cotidiano de sus ataques, a tal punto de posicionarla como la que más los ha recibido durante 2022 (suma 10 y la sigue Curanilahue con seis).

Esta situación ha mermado la economía y el desarrollo de Lumaco, que cuenta con dos zonas urbanas más: Capitán Pastene y Pichi Pellahuén. A estas dos localidades han ido trasladándose las personas buscando una oportunidad de mejor vida que antes encontraron en la producción maderera y que ahora está afectada seriamente por la acción de la violencia de la CAM y otros grupos, como enfatiza el alcalde Richard Leonelli (Independiente - Chile Vamos) en diálogo con EL DÍNAMO.

"Se está produciendo una importante migración a los centros urbanos y otras regiones. Ya no nos queda mano de obra y la gente se está empobreciendo cada vez más. Antes teníamos 70 faenas forestales y va quedando una que, además, la trabajan personas mapuche. Es por eso que no se entiende lo que dicen las amenazas de Héctor Llaitul, si está dejando sin trabajo a su misma gente, todo es muy complejo. Hasta el turismo ha bajado enormemente", asegura Leonelli.

"Nosotros en Lumaco tenemos un problema serio y real, porque nadie se atreve a denunciar por todo lo que significa enfrentarse a estos grupos. Los seguros tampoco responden de inmediato, entonces es una situación complicada. Yo sólo espero que el Gobierno ponga los recursos donde es necesario, a veces entregan dinero para arreglar plazas y acá estamos a la deriva", complementa el alcalde, quien asegura que nunca ha sido amenazado ni ha tenido problemas de ese tipo.

"Afortunadamente no me ha pasado hasta ahora, la gente sabe que yo trabajo por el bien de los vecinos y por un mejor municipio", arguye.  

Desconectados y empobrecidos

Lumaco ha ido perdiendo vecinos con el correr de los años. Si en el Censo del 2002 la estadística
marcaba 11.405 habitantes, en 2017 indican 9.548. El alcalde Richard Leonelli cree que este fenómeno de éxodo de su comuna tiene que ver con el dinero que ya no llega a los hogares como antaño. “Son casi 800 familias donde hay desempleo, imagínese el porcentaje si bordeamos los 10 mil habitantes en total", sostiene.

"Antes un motoserrista ganaba $1.200.000 o $1.400.000 y eso les servía para acceder, quizás, a una mejor salud o incluso como un gran apoyo para los que salían a estudiar. Pero ahora eso se acabó. La mayoría de ellos pertenece a comunidades mapuche y es por eso que no se entiende lo que quiere Llaitul. En Lumaco no se dice que 'no sé cómo voy a llegar a fin de mes', se dice 'no sé como voy a empezar el mes'. Necesitamos ayuda urgente", agrega el jefe comunal.

De acuerdo a lo que postula Leonelli, la zona que él administra también está desconectada al ser discontinua la presencia de servicios como telefonía e internet. Igualmente, expresa su molestia con el Gobierno, al no tener la ayuda necesaria para mejorar caminos y la seguridad.

"Las empresas no van a los llamados por miedo al terrorismo. El 70% de la comuna no tiene teléfono, menos hay internet como en otros lugares. Seguimos con el uno por ciento de asfalto y por ahora sólo nos queda seguir haciendo un llamado a las autoridades. Y le quiero contar algo: nos dejaron fuera del proyecto de cámaras de seguridad, es algo que no entiendo con el número de ataques que tenemos", sostiene.

-¿Y cuál fue el argumento para dejarlos sin participar de ese plan de $40 millones?

- La razón que nos dieron en el Gobierno es que no alcanzó el presupuesto para todas las comunas. Nosotros veníamos trabajando hace tres meses en esto y ahora nos dejaron fuera. Es realmente frustrante. 

Más Noticias

Más Noticias