País

Precios de las carnes se disparan y almacenes son la opción más cara frente a los supermercados

Se prevén nuevas subidas de valores en alimentos como la carne, el aceite y el pan en la previa a las Fiestas Patrias.

Se prevé que la inflación aumente en un 1% y que los precios de almacenes seguirán al alza AGENCIA UNO/ARCHIVO
Se prevé que la inflación aumente en un 1% y que los precios de almacenes seguirán al alza AGENCIA UNO/ARCHIVO
Por:  Luis Rivera y Noemí Arcos

El alza sostenida de los precios no sólo es un titular que se repite en los reportes económicos. Las cifras del IPC y la inflación no se han quedado solamente en las páginas económicas y los análisis de especialistas, sino que lo vivimos a diario al momento de comprar en el almacén de la esquina, pedir algún producto por una página web o hacer la compra del mes en algún mercado.

Atendiendo a la estrechez en el bolsillo, la pregunta que apremia al momento de llenar la despensa o el refrigerador es dónde es más barato abastecerse.

Según un análisis de Data Intelligence, utilizando el registro de más de 160 precios de productos
dados a conocer a través de los informes de la ODEPA (Oficina de Estudios y Políticas Agrarias), del
Ministerio de Agricultura, la mayoría de los cuales componen la canasta básica con la que el INE
determina mensualmente el IPC, existen grandes diferencias de precios dependiendo del lugar en
que se realice la compra de diversos alimentos y el alza en los precios ha sido sostenida no sólo
durante los últimos meses, sino que durante los últimos tres años.

Al considerar los precios promedio de los productos de mayor consumo, el punto de venta que ha
tenido un alza sostenida desde mediados de 2020 es la carnicería

En el extremo opuesto, es decir, los lugares donde se han mantenido con precios más convenientes durante los últimos tres años se encuentran las panaderías, los mercados mayoristas (mercados como La Vega, Lo Valledor y Franklin) y las ferias libres.

“Las frutas y verduras son un insumo diferente al resto, pues su precio puede ser más bajo en estos establecimientos porque los comerciantes las adquieren sin IVA, situación contraria a los supermercados. Es por eso que no hay que generalizar con los precios a pesar de que estamos viendo alzas sostenidas”, analizó Michelle Labbé, economista de la Universidad Católica en conversación con EL DÍNAMO

En ese mismo contexto, el comercio que ha tenido la mayor fluctuación de precios desde el comienzo de la pandemia del COVID-19 (primer trimestre de 2020) en Chile son los clasificados como mercado minorista, es decir, los almacenes de barrio y otros recintos que venden frutas, hortalizas, huevos y lácteos. 

Esta tendencia se ha ido acentuando durante el 2022, siendo desde principios de marzo a la actualidad sostenidamente más caro comprar en un mercado minorista que en un supermercado, siendo en algunos casos tres veces más caro comprar hoy en las tiendas de menor tamaño que a comienzos de año, considerando un precio promedio de compra en enero de 2022 de $2.550 y de $7.532 durante la última semana de julio.

Este fenómeno es advertido por los analistas de mercado y se cree que los valores de los productos seguirán al alza, así como la inflación que golpea actualmente al país.

"La incertidumbre es un fenómeno que no es deseado para la economía. Y existe porque todavía continúa la guerra entre Rusia y Ucrania y porque también tenemos factores internos, como el contexto sociopolítico del país. Sobre la inflación, se espera que sigan existiendo alzas, de hecho las expectativas para este mes es que podría subir en un 1 por ciento, por lo que deberían seguir subiendo los valores generalizados del pan, la carne y el aceite, por poner algunos ejemplos", expresó Carolina Molinare, investigadora del Observatorio del Contexto Económico (OCEC) de la UDP en diálogo con EL DÍNAMO

Comprar online es más caro que en supermercado, pero más barato que en un almacén

Otro dato relevante que arroja el estudio de Data Intelligence sobre los informes de precios de
Odepa es la irrupción del comercio en línea cuando se implementaron las restricciones de desplazamiento por la pandemia del COVID-19 en nuestro país, durante el primer trimestre de 2020.

 Así, el volumen de compra a través de supermercados online se ha mantenido como uno de los más utilizados, a pesar de no ser la opción más barata, experimentando una fuerte alza a partir de la quinta semana de 2022.

Una canasta completa que incluya 112 productos de abarrotes, carnes, frutas y hortalizas, lácteos, huevos y pan puede llegar a ser hasta un 17,8% más caro que en un supermercado físico

La mayor diferencia de precios se produjo durante la primera semana de marzo, una fecha en que tradicionalmente se realiza un gran volumen de compras y de gastos, cuando la diferencia en el
total de las boletas llegó a un 23%.

Los precios de supermercados en línea en relación a los de supermercados físico son mayores en toda la serie de tiempo.

Por su parte, comprar la misma canasta de productos -que incluya abarrotes, carnes, frutas, hortalizas, lácteos, huevos y pan- en un mercado minorista implica un gasto aún mayor que en ambos tipos de supermercados.

Así, esta compra puede llegar a ser un 44,8% más barata en esos establecimientos si se compara con
un mercado minorista y un 35% más conveniente al comprar los mismos productos a través de un supermercado en línea. 

Los precios de mercados minoristas en relación a los de supermercados físico son en general mayores, pero hay periodos de tiempo en que están por debajo de los supermercados físicos.

Los precios de mercados minoristas en relación a los de supermercados en línea son mayores en algunos periodos y menores en otros periodos del tiempo.

La economista Michelle Labbé ve un alza en estos números por factores externos e internos. “Hay flancos de incertidumbre internacionales a parte de la guerra en Ucrania, por ejemplo, se ha minimizado la pandemia y eso aún está afectando. En China continúan los confinamientos por el coronavirus y eso afecta directamente a la producción y los mercados”, sostuvo.

“Internamente, el Plebiscito de Salida es una tema importante para la economía y el bolsillo de todos, así como también la Reforma Tributaria. Si gana el Rechazo, seguiremos esperando por el desarrollo de los pasos a seguir en cuanto a la Nueva Constitución y eso genera incertidumbre, algo parecido a lo que pasa ahora. En caso de que gane el Apruebo, habrá leyes que deberán aplicarse y otros cambios que tendrán un impacto económico en el país", complementó Labbé. 

Carnes y quesos encabezan los precios más altos

Dividido por producto, los 15 que en promedio tienen los valores más altos durante la última
semana de julio, considerando todos los puntos de venta, son:

  1. Filete: $15.886 por kg.
  2. Lomo vetado: $14.108 por kg.
  3. Lomo liso: $13.124 por kg.
  4. Palanca: $12.093 por kg.
  5. Punta de ganso: $11.812 por kg.
  6. Queso chanco: $11.578 por envase de 1 kg.
  7. Queso mantecoso: $11.343 por envase de 1 kg.
  8. Huevo color jumbo: $11.127 por bandeja de 12 unidades
  9. Asiento: $11.078 por kg.
  10. Huevo blanco jumbo: $11.127 por bandeja de 12 unidades
  11. Huevo color súper: $10.442 por bandeja de 12 unidades
  12. Miel: $10.350 por envase de 1 kg.
  13. Punta picana: $10.276 por kg.
  14. Huevo color extra: $9.930 por bandeja de 12 unidades 
  15. Pollo ganso: $9.921 por kg.

Como se ha comentado en las últimas semanas, preparándose para la celebración de Fiestas Patrias, los productos de carne bovina son los que presentan los mayores precios, siendo precisamente la categoría carnicería la más cara dentro de los demás comercios.

Sin embargo, hay alternativas para los carnívoros. Según el mismo análisis, las carnes más baratas
en todos los comercios son: 

  1. Trutro entero de pollo: $2.785 por kg. 
  2. Pollo entero: $3.372 por kg. 
  3. Trutro ala de pavo: $3.750 por kg.
  4. Osobuco de pavo: $4.035 por kg.
  5. Pechuga de pollo $4.307 por kg.
  6. Pulpa de cerdo con hueso: $4.485 por kg.
  7. Chuleta parrillera: $4.797 por kg.
  8. Pulpa de cerdo sin hueso: $4.971 por kg.
  9. Chuleta de centro: $5.028 por kg.
  10. Trutro corto de pavo: $5.241 por kg.

En las carnes bovinas, los precios promedio más bajos son:

  1. Tapapecho: $7.923 por kg.
  2. Osobuco: $8.080 por kg.
  3. Malaya: $8.157 por kg.
  4. Sobrecostilla: $8.463 por kg.
  5. Huachalomo: $8.643 por kg.
  6. Asado carnicero: $8.696 por kg.
  7. Plateada: $8.863 por kg.
  8. Ganso: $8.896 por kg.
  9. Abastero: $8.931 por kg.
  10. Choclillo: $8.962 por kg.

Independiente del tipo de carnes, los precios más baratos se encuentran en los supermercados, seguidos por las carnicerías y mucho más costoso es a través de los supermercados online.

Por su parte, los productos que tienen en promedio los precios más baratos, considerando todas
las tiendas y comercios donde se pueden adquirir analizadas son:

  1. Yogurt (vainilla o frutilla): $221 por envase de 125 grs.
  2. Ajo: $332 por unidad 
  3. Pepino de ensalada: $516 por kg.
  4. Zapallo italiano: $545 por kg.
  5. Alcachofa: $676 por unidad
  6. Cebolla: $713 por kilo
  7. Choclo: $734 por unidad
  8. Papa: $792 por kilo
  9. Zanahoria: $848 por kilo
  10. Spaguetti N°5: $889 por envase de 400 grs.
  11. Pimiento: $904 por unidad
  12. Lechuga: $914 por unidad
  13. Leche fluida descremada: $957 por caja de 1 lt.
  14. Leche fluida entera: $959 por caja de 1 lt.
  15. Arroz grano delgado grado 2: $981 por kilo

Otro producto esencial en la alimentación de probablemente todas las casas es el pan. Diversos
factores externos han hecho variar el precio internacional de la harina durante los últimos meses,
lo que ha impactado en los costos de este alimento.

Al momento de analizar los precios promedio, la opción más conveniente es ir directamente a la
panadería de barrio (sin considerar los almacenes), seguido por el supermercado online y
finalmente el supermercado físico.

Dividido por producto, la hallulla corriente ($1.976 por kilo) es la más barata –considerando el precio promedio por kilo en todos los tipos de comercio- seguido por la marraqueta ($2.000), la hallulla
especial ($2.204), la hallulla integral ($2.380) y el pan amasado ($2.342).

A pesar que comprar en las ferias libres es siempre lo más rendidor para el bolsillo, los precios en
los puestos también han tenido importantes variaciones. 

La más importante se registró desde finales de 2020 hasta mayo de 2021, para luego estabilizarse y volver a subir a partir de finales de 2021 hasta la fecha.

Entre los productos más convenientes durante las últimas semanas para comprar en la feria se encuentran: 

  1. Ajo: $274 por unidad
  2. Cebolla: $385 por kg.
  3. Pepino de ensalada: $417 por kg.
  4. Zapallo italiano: $452 por kg.
  5. Papa: $520 por kg.
  6. Limón: $561 por kg.
  7. Alcachofa: $589 por unidad
  8. Choclo: $752 por unidad
  9. Tomate: $754 por kg.
  10. Zanahoria: $759 por kg.
  11. Naranja: $764 por kg.
  12. Pimiento: $807 por unidad
  13. Mandarina: $845 por kg.
  14. Lechuga: $858 por unidad
  15. Manzana: $916 por kg.
  16. Pera: $925 por kg.
  17. Kiwi: $970 por kg.

“El contexto inflacionario mundial y local ha sorprendido a las familias y también a las autoridades. Que hoy los precios sean más altos en los almacenes es producto de que cuesta encontrar precios más baratos debida a las alzas generalizadas. Los valores de los productos como la carne, el pollo, el pan se ve en los almacenes porque es a nivel general”, explica Carolina Molinare. 

¿Y el aceite?

Una pequeña controversia se produjo a través de las redes sociales cuando hace un par de meses se comenzó a debatir sobre el precio del aceite, comparándolo incluso con las góndolas de tiendas europeas. Lo cierto es que al comparar los precios promedios del aceite vegetal y el aceite de maravilla disponibles en supermercados el alza es elocuente.

Esta variación llegó a su máximo durante la última semana de marzo y primera de abril, cuando el
valor promedio subió un 24,1% a través de los supermercados online y un 11,4% en los supermercados físicos. Tras esta fuerte alza, el valor se ha estabilizado.

“De aquí a septiembre no se ve una tranquilidad económica y eso podría traducirse en nuevas alzas y mayor presión en los precios… El panorama es complicado”, cierra Labbé.

Más Noticias

Más Noticias