País

¿Qué gana Tolerancia Cero con la incorporación de Cristián Bofill?

Chilevisión anunció que el Director de La Tercera pasará a tomar el lugar del abogado Juan Carlos Eichholz en T0. Para expertos en el área de las comunicaciones con su llegada el espacio gana en información, preparación y diversidad. También en ego.

Por:  Francisco Valenzuela Huerta

Este domingo el programa de televisión Tolerancia Cero dio una sorpresa a sus seguidores. Luego de que hace varias semanas se anunciara el alejamiento de Juan Carlos Eichholz del panel que integran también Matías del Río, Fernando Paulsen y Fernando Villegas, ayer se informó que se integrará al espacio el actual director del diario La Tercera, Cristián Bofill.

El periodista llega al programa a ocupar el mismo puesto que hasta ahora han utilizado figuras vinculadas a la derecha, como el ex ministro de la régimen militar Sergio Melnick y el ex ministro de Transportes de Sebastián Piñera, Felipe Morandé.

¿Cuál será el rol de Bofill en esta nueva etapa y qué gana el espacio de CHV ? Acá están las opiniones:

Luis Breull, consultor de medios, contenidos y audiencias y comentarista de la industria de la TV

“Él es un periodista que tiene una personalidad, perfil propio, profesional, muy validado en las élites. Es un tipo atractivo en temas de manejo de información, ya que tiene interlocución con muchas fuentes, pese a que tiene un bajo perfil mediático. No ha dejado de ser un interlocutor con las fuentes directas y eso es interesante, porque maneja información muy confidencial. En ese sentido es como un caudillo de bajo perfil público, pero de mucho valor en las élites”.

Creo que calza un poco en suceder a Eichholz en el panel, porque es un tipo reconocido, profesional y validado en esos grupos. Posee agenda propia, dirige un diario como La Tercera, donde todo se sondea”.

“Es interesante ver cómo su propia opción profesional y sus líneas de seguimiento de agenda, que son más del diario, van a complementarse con Chilevisión, que es un medio bastante liberal, que no tiene cepos editoriales de ninguna especie en ese sentido. Da plena libertad, pero eso te obliga a estar en un debate donde los temas tienen que tratarse a fondo y si uno tiene una opción tiene que justificarla muy bien. Va a un programa donde no la va a tener fácil en ese sentido. Va a tener que casarse con ciertas tendencias en los temas de actualidad y eso va a ser interesante también”.

Nicolás Vergara, ex director de prensa de Canal 13, analista político de 3 Consultores y compañero en “Hablemos en Off” de Radio Duna

Lo que gana el programa es tener al mejor periodista de Chile. Hace bastante tiempo que la agenda política está pasando por el diario La Tercera, dirigida por Cristián Bofill. Por lo tanto, tener entrada al diario, probablemente el más influyente del país, es siempre un plus para un programa de televisión”.

Cristóbal Benavides, investigador de nuevas tecnologías e información de la Universidad de los Andes

Yo creo que Cristián es un tremendo periodista, con una gran capacidad de análisis, sobre todo en política, por lo tanto yo creo que cualquier programa que lo tenga va a ganar con su participación. Es muy bueno al relacionar hechos, políticas, o viendo debajo del agua”.

Lo que se rompe con su llegada es este esquema de tener diferentes puntos de vista, diferentes miradas, que históricamente tenían los distintos participantes del programas. Creo que la salida de Eichholz, hombre ligado a una derecha liberal, no se reemplaza con la llegada de Cristián. Creo que se va a echar de menos esa pluradidad del panel de participantes. Desde el comienzo siempre estuvo marcada esa diferencia con Melnick, junto con la rotación de esa parte de la mesa. Con Bofill creo que se rompe ese equilibrio, pero no es un problema suyo, sino de quienes decidieron el reemplazante”.

Jimena Villegas, comentarista de televisión de El Mercurio

Gana más visibilidad (si es posible, dado el carácter de nicho que tiene el programa): es de esperar que, si no es por decisión consciente al menos lo sea por ”chorreo”, La Tercera tenga más ojo (para bien o para mal) sobre este espacio que ahora tiene a su líder entre las filas”.

Gana en información: Bofill es uno de los mejores y más bien informados periodistas de Chile. Tiene, de modo natural, una tendencia a mirar la actualidad antes desde el punto de vista informativo que el opinante: no suele dar puntos de vista (y menos lo hará en TV, con la élite mirándolo cada domingo) sin tener datos que los sustenten con cierta solidez. Si aplica su idea (no siempre aplicable, por cierto) de no casar el periodismo más que con el interés del público, debiéramos esperar un intento real de poner en aprietos a todos los invitados: es lo que uno espera de un programa como ”Tolerancia cero””.

Gana en preparación: No sé cuál es el método de trabajo de los demás panelistas. De Bofill sí sé que se prepara lo mejor que puede para cada trabajo que emprende. Lo hace así para su programa en la radio Duna, con mayor razón lo hará en la TV: salvo que opere una excepción, jamás improvisará”.

Gana en diversidad y posiblemente en polémica: entiendo que Bofill llega a tomar un asiento para la sensibilidad de derecha en ese programa. La suya, según sé, es una mirada bastante liberal. Defenderá esa posición con argumentos sólidos. Creo que podemos esperar buenos rounds con él”.

Gana en ego: si pareciera, al ver a Paulsen y a Villegas, que casi no cabe más gente en esa mesa, con la entrada de Bofill los duelos de machos ”alfa” ganarán unos cuantos kilos de masa. Será divertido”.

Álvaro Bisama, comentarista de televisión de revista Qué Pasa

“Yo feliz que esté Bofill. Me parece que el cambio de perfil es bastante interesante. Pese a que no soy fan del programa, me siento muy aliviado de que se haya ido Eichholz. Tomé una decisión de sanidad mental y dejé de ver Tolerancia Cero hace muchos meses, sobre todo a partir de la llegada de Eichholz. Creo que la llegada de Bofill es una muy buena razón para volver a ver el programa”.

Más Noticias

Más Noticias