País

Quiénes son y cómo evalúan su trabajo los repartidores de delivery

Un estudio de la Mutual de Seguridad analizó la labor de los repartidores, los que tomaron protagonismo en medio de la pandemia de COVID-19.

La mayoría de los trabajadores son de nacionalidad venezolana y chilena. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La mayoría de los trabajadores son de nacionalidad venezolana y chilena. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Un estudio de la Mutual de Seguridad analizó el perfil de los repartidores de delivery del país, cuya labor comenzó a ganar un mayor protagonismo en medio de la pandemia de COVID-19.

La entidad realizó un análisis entre trabajadores que, a través de sus bicicletas, motos o autos, son parte de aplicaciones como PedidosYa, Justo, Rappi y Bicci, entre otras, las que entregan diversos productos desde las tiendas directamente a los domicilios de los clientes.

Los primeros hallazgos señalaron que la mayoría de los repartidores de delivery son hombres (87%), adultos-jóvenes y adultos, de entre 25 a 45 años (77%).

Son principalmente de nacionalidad chilena y venezolana en igual proporción (43% cada uno). Las mujeres cuentan con una mayor proporción de quienes tienen más edad, representando el triple de los hombres en los mayores de 46 años.

El mismo análisis entregó datos de Euromonitor, que afirmó que las ventas de delivery en el país registraron un alza de 69,7%, en 2020 respecto a 2019. Parte de este crecimiento se debe a la cantidad de personas dispuestas a trabajar en estas plataformas. Según estimaciones preliminares del Ministerio del Trabajo, cerca de 300 mil personas están o estuvieron trabajando en ellas.

Este elemento explicaría por qué el 48% de los trabajadores consultados por el estudio presta servicio en aplicaciones hace menos de un año, llegando a 74% si se considera menos de 2 años. Este dato pareciera significar que no se considera hacer carrera en este tipo de trabajo.

Asimismo, cerca de un 50% le presta servicios a solo una empresa de delivery, mientras que un grupo menor asegura trabajar para cuatro o más aplicaciones a la vez.

Más de la mitad de los repartidores realiza su labor en vehículos motorizados, como autos o motocicletas, métodos de transporte que se utilizan en igual proporción.

Quienes reparten en moto son aquellos más experimentados, que llevan más de un año en el sector, mientras que aquellos que reparten en automóviles son personas en su mayoría adultas, de entre 46 y 55 años, de nacionalidad chilena mayormente. El resto de los trabajadores de aplicaciones usa la bicicleta (44,7%).

En cuanto a la evaluación de los propios repartidores de delivery, el 53% señaló que prestar servicios para estas plataformas digitales es su única fuente de ingresos. Sin embargo, el 30% de quienes se desempeñan en este rol afirmaron que lo hacen como complemento a su actividad principal, sea esta otro trabajo o estudio.  A su vez, este tipo de trabajo se considera como una alternativa de tener ingresos temporales mientras se está en busca de otro tipo de empleo.

Según los datos de la Mutual, existe un porcentaje importante que considera positiva su experiencia prestando servicios para plataformas digitales (64%), sobre todo entre los más jóvenes (84%) y extranjeros (74%).

Entre la experiencia positiva, el 13,3% considera que se reciben buenos ingresos y cerca del 17% que se trata de un buen trabajo visto en términos generales.

Respecto a las dificultades o malas experiencias, el 27% estima que los pagos son malos y que hay problemas de seguridad para el repartidor, que hay pocos pedidos para muchos repartidores y más abajo en las inquietudes se comenta que no hay cobertura de salud y de cotizaciones de leyes sociales.

Una gran mayoría de los trabajadores encuestados valora la libertad que entrega el trabajo en plataformas. El 89% está de acuerdo en que le gusta manejar sus horarios de conexión y la flexibilidad de ser independientes. Además, 73% asegura que prefiere no tener un jefe al cual rendirle cuentas. En este sentido, los encuestados señalaron que prestar servicio a las plataformas no es sólo una fuente de ingresos, sino un modo de ejercer la autogestión y el sentido de autonomía.

Más Noticias

Más Noticias